Independencia de clase: ¡el kirchnerismo también es expresión de la burguesía!

¿Porqué no llamamos a votar por el kirchnerismo?

En estas elecciones todos los partidos patronales de la oposición van a querer presentarse como los que pueden pararle la mano a Macri. MIENTEN! Ellos ya le garantizaron la gobernabilidad, le aprobaron las leyes, le desearon que le vaya bien y que llegue al 2019. Buena parte del Frente para la Victoria se pasó a la colaboración abierta con el macrismo, siendo su sostén más importante. Cuando salimos a luchar nos quieren desviar con proyectos de ley, diciéndonos que esperemos los tiempos de sus instituciones. Pero nuestros bolsillos y nuestros estómagos no pueden esperar como ellos.

En 12 años de gobierno, con un gran crecimiento de la economía, el kirchnerismo no fue capaz de acabar con la pobreza, ni con el trabajo precarizado. Pero los ricos se hicieron más ricos: los empresarios la juntaron con pala, como decía la ex Presidenta. Y se destinaron fortunas a pagar una deuda externa fraudulenta en vez de invertirla en el desarrollo de la economía.

Si el kirchnerismo vuelve a gobernar, será incapaz de recuperar todo lo que Macri nos ha arrebatado, porque no está dispuesto a enfrentar hasta el final a los más poderosos, a los que solo se los puede derrotar con la acción directa de masas. Solo la clase obrera le puede parar la mano a este gobierno, no con diputados, sino en las calles, por medio de sus propios métodos, con unidad y organización.

 

En estas elecciones el Partido Obrero Revolucionario no presenta candidatos. Si lo hiciéramos, sería para decir esto y no otra cosa. Por eso llamamos a anular el voto con la política revolucionaria del proletariado. La independencia política de la clase obrera se concentra en su propia estrategia histórica: la revolución y dictadura proletarias, la transformación de la gran propiedad privada de los medios de producción en propiedad colectiva, la construcción de la sociedad comunista.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *