Declaración del P.O.R. ante las PASO del 13 de Agosto 

El POR llama a anular el voto, a darle la espalda al circo electoral.

Oficialistas opositores son responsables del ataque a las condiciones de vida de las masas. Que volverán a dejar pasar los ajustes.

Sólo la clase obrera con sus propios métodos de lucha derrotará está política, a la cabeza de todo el movimiento popular.

Las PASO son un artificio introducido en la última década para tratar derescatar a los partidos políticos patronales, para frenar el proceso de desintegración que se aceleró en los años 90.

Las PASO establecen una proscripción para las organizaciones más pequeñas que deben superar un mínimo de votos para participar de las elecciones generales, buscaban de esta forma obligar a todos los sectores a intervenir dentro de los dos o tres partidos más grandes.

Este artificio de las PASO ha fracasado. No hay cómo detener el fraccionamiento y dispersión de los partidos que prácticamente se han pulverizado.

El Gobierno hace un gran esfuerzo para tratar de ganar las elecciones o mostrarse ganador, para validarse políticamente, para ir con más potenciacon su violento programa de ajustes contra los trabajadores y la población en general.

Siendo minoría en el Congreso, y controlando pocas provincias pudo gobernar dos años. Con la colaboración de la burocracia sindical, y de gobernadores y legisladores que siendo de “oposición” (PJ o Frente para la Victoria) facilitaron la aplicación de todos los planes de un Gobierno que representa directamente al capital financiero internacional, los elementos más claramente antinacionales y antipopulares, los que sólo habían llegado al gobierno por medio de golpes militares.

Es mentira que votando a los opositores se para el ajuste. No es votando, ni con leyes, que se para el ajuste. El Congreso es un parásito impotente, incapaz de siquiera hacer cumplir sus leyes y la Constitución,(recordemos el ejemplo reciente de la llamada ley antidespido”).

Es mentira que el Congreso podrá parar el endeudamiento terrible,que podrá detener los nuevos tarifazos o los despidos. Es mentira que el Congreso podrá detener la reforma previsional, laboral o impositiva. Los que vuelven a pedir el voto para pararle la mano a Macri en el Congreso MIENTEN. El Congreso no le paró la mano a Menem, ni a Macri, ni a todas las medidas que había tomado la dictadura. Hay que decir con todas las letras que en el Congreso se entierran todas las aspiraciones populares.

Sólo la acción directa de masas, las huelgas, movilizaciones, ocupaciones, cortes, levantamientos populares, pueden detener la política de saqueo y ataque del país que encabeza Macri y sus gerentes, bajo las órdenes de las multinacionales, el FMI y el Banco Mundial.

No hay voto útil” posible, porque ninguna expresión, ni desde las listaspatronales, ni las que se llaman de izquierda, dice cuál es el único camino para derrotar esta política. Llamamos a NO VOTAR a los partidos y candidatos que defienden el régimen capitalista, (nuestros verdugos). NO llamamos a votar a los candidatos de la izquierda porque hacen una campaña sembrando ilusiones en que votándolos a ellos se puede parar el ajuste, como si las consignas que plantearan pudieran llegar a resolverse teniendo “diputados de izquierda” en los Parlamentos.

Hay que decir con todas las letras que NO queremos garantizarle la “gobernabilidad”, ni que le “vaya bien”, sus intereses, sus objetivos son contrarios a los de la gran mayoría. Si “le va bien” a Macri estamos fritos.

Si Usted compañero no tiene ilusiones en ninguna de esas expresiones, pero cree que castiga con su voto al Gobierno, le decimos que no es suficiente, que le dolerá su voto en contra, pero insistimos: lo único que lo detiene es la organización y lucha de millones de trabajadores, activos y desocupados, de jóvenes, de todos los oprimidos, no perder de vista esta cuestión esencial. Como ya lo adelantó La Nación y los mismos funcionarios de Macri en Nueva York, a partir de Octubre la reforma previsional, laboral, impositiva, educativa se producirá inevitablemente.

En estas elecciones, como viene ocurriendo desde hace mucho tiempo, ya no se discuten ideas, no se discute programa, ni perspectiva para el país. Es un campeonato de frases hechas por los especialistas de marketing, que inundan con campañas costosísimas, la radio, la tv, internet, las calles. Cuanto más grande y costosa la campaña menos ideas, más promesas, más mentiras.

La clase obrera tiene otra idea de país. Dice que el capitalismo está agotado y podrido, que no tiene cómo salir de su crisis, que es mundial. Que en su bancarrota empuja a decenas de millones de personas a la barbarie, a las migraciones masivas, o los condena a vivir en guerras, o en la desocupación y la miseria.

En estas elecciones el POR no presenta candidatos, pero intervenimos para decir que el ajuste violento que viene sólo se lo puede derrotar con la lucha de masas. Pero dice también que no alcanza con derrotar el ajuste. Que es necesario terminar con el capitalismo, con la burguesía, con esa ínfima minoría que se apropia de la riqueza producida por el conjunto de los trabajadores. Ellos son los que realmente detentan el poder (gane quien gane las elecciones). Los capitalistas toman las decisiones y son ellos los que contribuyen con decenas de millones a las campañas. Ellos apoyan a los candidatos desde sus poderosos medios de comunicación, son ellos los que deciden a quién apoyar y mostrar u ocultar y difamar. Asífunciona la democracia burguesa: la forma más sofisticada de la Dictadura del Capital.

Hay que decir con toda claridad que no es con leyes o con legisladores o con votos que se puede detener la bancarrota capitalista. ¡Que no nos engañen más!

Preguntamos: ¿Quién desconocerá la deuda externa? ¿Quién nacionalizará la banca y el comercio exterior? ¿Qué clase social se encargará de expulsar a los terratenientes del país recuperando nuestras tierras, expulsando a los Benetton que tienen más de 1 millón de hectáreas y persiguen junto con los Lewis a los pueblos originarios apoderándose de la Patagonia? ¿Qué clase social realizará la nacionalización sin pago de todos los recursos naturales y todas la empresas vitales que fueron privatizadas? ¿Qué clase social pondrá en el Tribunal a todos los que saquearon al país, construyendo fortunas gigantescas, y recuperará para la sociedad todos los bienes malhabidos? ¿Qué clase hará Justicia con quienes ordenaron, financiaron y se beneficiaron con la última dictadura?Sólo la clase obrera y su partido revolucionario son portadoras de esta política que para que triunfe debe colocarse a la cabeza de todos los oprimidos.

La burguesía es una clase cobarde, entregadora, corrupta, antinacional, incapaz de resolver los problemas nacionales, democráticos y sociales. Y esto se expresa en sus partidos, se expresa en sus instituciones. Las clases medias a su vez, son incapaces de formular una política propia, o siguen a la burguesía y sus expresiones o siguen, en situaciones extraordinarias a la clase obrera.

Es necesario expulsar a la burguesía del poder, barrer con su Estado, la dictadura del capital, para conquistar por primera vez la verdadera democracia para la amplia mayoría de la población, para conquistar la soberanía política rompiendo todas las cadenas que nos atan al imperialismo, para transformar la propiedad privada concentrada en tan pocas manos en propiedad social, (de todos en general y de nadie en particular). Eso será producto de una revolución social. Y será el primer paso para empezar a construir el Socialismo (no hay ninguna otra vía posible). Llamamos a votar por estas ideas, anulando el voto.

 

Partido Obrero Revolucionario. Comité de Enlace por la Reconstrucción de la IV Internacional (Cerci) www.masas.nu / www.por-cerci.org Whatsapp:1123514699  //  por.masas.arg@gmail.com

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *