Todos los partidos patronales, el Congreso, la Justicia son responsables de la deuda externa y de los acuerdos con el FMI, no sólo Macri

Todos sabían lo que significaba la vuelta del FMI. El FMI no entregó los 45.000 millones de dólares en un día y antes de realizar el primer desembolso estuvo presente una misión en Argentina revisando las cuentas. Los desembolsos se realizaron durante más de un año:

21/06/2018 14.916,00
29/10/2018 5.619,00
20/12/2018 8.128,00
08/04/2019 10.818,00
15/07/2019   5.386,00

Si todos sabían las consecuencias dramáticas que tendría para el país. Si la mayoría repudiaba su presencia. Si se sabía que era un fraude, ¿Cómo es que no pudo ser detenido? ¿Cómo es posible que se haya consumado semejante saqueo sin poder impedirlo?

El objetivo del préstamo extraordinario era no caer en default, salvar a la patria financiera, garantizar dólares para la fuga, que aquellos que entraron a la bicicleta financiera cambiando dólares por pesos para especular pudieran deshacerse de esos pesos, comprar los dólares y llevárselos. Y que Macri pudiera ser reelecto. Trump ordenó que se hiciera ese préstamo violando las reglas del FMI.

Si todos sabían las consecuencias de las políticas que se estaban adoptando y aun así privilegiaron asegurar la gobernabilidad a Macri, son responsables del endeudamiento, son cómplices. Por eso hoy asumen naturalmente que se tiene que pagar esa deuda con las consecuencias terribles para la vida de las masas. Muestran la continuidad del Estado, sin importar quien ocupa transitoriamente el gobierno.

Las denuncias que se hacen sobre las informalidades e ilegalidades del préstamo y cómo se fugaron las divisas apuntan a conseguir ante el FMI una mejor tasa de interés y más plazo para el pago pero fundamentalmente justificarse ante las masas de que están haciendo “lo mejor que pueden” y haciendo las denuncias judiciales contra el gobierno anterior que quedarán en la nada.

Reconocer y pagar la deuda es una estafa a la voluntad popular, al pronunciamiento en las calles de cientos de miles de personas en numerosas oportunidades. Es la consumación de un fraude que comenzó en 2018 votando el presupuesto que pedía el FMI, desmovilizando a las masas para impedir que Macri fuera expulsado del gobierno por la movilización popular. Toda la burocracia sindical jugó un papel clave en ese bloqueo, trabajando por el cambio de gobierno por vía electoral, conformando un gran frente antiMacri.

Es imprescindible un balance completo de esta historia. De cómo un gobierno gozó de toda la impunidad y complicidad para llevar adelante este saqueo. Para ver la capitulación completa de la burguesía y sus partidos nacionalistas, y la burocracia sindical, ante el capital financiero. El Congreso, los gobernadores y la Justicia fueron responsables, ninguno pudo detener esta maniobra de saqueo nacional.

Desde antes que ingresara un solo dólar del FMI en Masas 339 de Mayo de 2018 decíamos en tapa “¡Fuera el FMI! Enfrentar la política de coloniaje con los métodos proletarios: movilización y huelga general. Ninguna confianza en el Congreso, cómplice del saqueo y los ajustes”. Se podía leer en Masas: “La presencia del FMI en el país para salvar al capital financiero trae recuerdos dramáticos. Cada vez que intervino fue para imponer planes económicos desastrosos para la economía, para promover su ajuste y saqueo. Y también para facilitar la fuga de divisas. Ya conocemos la historia: hace un “préstamo” de 30.000 millones de dólares al país, que no viene a resolver ningún problema sino a “calmar a los mercados”, es decir, a garantizarle a los grandes empresarios que se puedan seguir llevando los dólares. Cuando se acrediten esos miles de millones en una ventanilla, las grandes corporaciones los comprarán por otra ventanilla y se los llevarán afuera, como hicieron en el último tramo de De la Rúa, y a nosotros nos quedarán las deudas.

“Esta es la forma de operar de estos ladrones internacionales: por un lado receta de ajuste para que se pueda garantizar el pago de toda la deuda y sus intereses, metiendo mano en todos los presupuestos y por otro lado vía libre para la fuga.

¡Hay que impedir este nuevo robo! ¡Fuera el FMI! ¡Ningún préstamo! ¡Desconocer toda la deuda!

“¡Fuera todos los funcionarios responsables de facilitar este accionar criminal contra los intereses del país! Que no se venda un solo dólar. Que no se fuguen más divisas. Terminemos con el Casino financiero de esta banda de delincuentes.

“Hay sobradas pruebas del vaciamiento que se hizo en el pasado a la sombra del FMI. Ni el Congreso, ni la Justicia, son capaces de detenerlos. Sólo la clase obrera con sus propios métodos puede defender a la Nación contra la prepotencia del capital financiero”. (Página 3)

En Masas 340 de junio de 2018, luego de enunciar las reivindicaciones más urgentes decíamos: “Estos aspectos que enunciamos parcialmente son parte de un plan, de una política, que sólo puede ser impuesta por medio de la acción directa de masas, bajo la dirección política de la clase obrera, de su estrategia revolucionaria.

“Nunca por medio de los votos, por medio de leyes. Son un engaño infame todas las ilusiones en un gran frente antimacri, en un gran frente para derrotarlo electoralmente en 2019. Ese es un camino de derrota, de desarme político de las masas que buscan un terreno de lucha para enfrentar y derrotar a este Gobierno antinacional y antiobrero.

“Rechacemos a los charlatanes que en nombre de criticar al FMI aíslan las luchas, colaboran con los gobiernos nacional y provinciales.

“El camino debe comenzar por imponer a las direcciones sindicales de CGT y CTAs la convocatoria ya a paro nacional activo, enmarcado en un plan de lucha”.

En el balance del multitudinario Acto del 25 de Mayo contra el FMI, bajo la consigna “La Patria está en peligro” con un documento donde se denuncia el acuerdo con el FMI, alertamos sobre su perspectiva burguesa de enfrentar a Macri “por el camino de la democracia”, mostrando el peso que tenía el peronismo sobre las masas, y la necesidad de luchar por la independencia política de la clase obrera (páginas 8 y 9).

El préstamo ingresó para que lo fugaran los grandes parásitos capitalistas. Tienen el nombre, apellido y dirección de los que fugaron las divisas. El gobierno es cómplice de este fraude contra la Nación pagando la deuda con el ajuste y el hambre de los oprimidos. Repudiamos el pago de la deuda externa que debe ser desconocida.

 

(nota de MASAS nº398)

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *