Otra muestra de su electoralismo: El FITU dirime sus candidaturas en las PASO

La Ley que regula las PASO rige desde diciembre 2009 y fue aplicada a partir de las elecciones de 2011.

¿Cuál era el objetivo? Evitar la dispersión de las candidaturas de los partidos patronales producto de sus crisis y tratar de llevarlas a un sistema bipartidario y al mismo tiempo eliminar todas las listas o candidatos que no superaran el 1,5%. Trataban de evitar que las corrientes disidentes se expresaran “por afuera” y que así pudieran dirimir sus candidaturas dentro de un partido o frente.

Las elecciones PASO son abiertas porque cualquiera puede votar para definir entre los candidatos presentados por un partido o frente. No hace falta estar afiliado. Pretendían hacer creer que los votantes decidían quiénes serían sus candidatos. No pudieron lograrlo. Los candidatos siguen siendo seleccionados por una élite que tiene el control de los recursos financieros para las campañas, que tiene aceitadas relaciones que los principales grupos económicos, que tienen acceso a los grandes medios de comunicación. Quedaron en el olvido los congresos partidarios, las convenciones, los comités o unidades básicas, donde los partidos burgueses mayoritarios debatían los programas y los mejores hombres que los representaban.

Para la burguesía tiene especial importancia cuidar la legitimación de su poder en las elecciones. Contar con elecciones cada dos años es uno de los pocos atributos que quedan de la democracia burguesa y deben cuidarla.  La democracia burguesa es una de las formas de la dictadura del capital, la que mejor la encubre.

Una minoría cada vez más concentrada tiene el poder real mientras la enorme mayoría es desposeída hasta de los bienes más indispensables para vivir. Las elecciones le sirven para  mantener la ilusión de la igualdad, de que el voto de todos vale lo mismo, que se puede elegir, que se puede castigar, que se participa de la fiesta democrática votando…

Insistimos, bajo la dictadura militar más sangrienta o bajo las formas de democracia burguesa el poder sigue en las mismas manos, un puñado de terratenientes, banqueros, multinacionales, grandes capitalistas nacionales tienen en sus manos las riendas de la economía, son los que deciden. El mayor saqueo contra la nación, el mayor ataque a las conquistas laborales y sociales, se ha producido en estos últimos 40 años.

Como bien lo definieron las organizaciones que conformaron el FIT en 2011, la formación de ese frente tenía un objetivo electoral y tenía un rasgo oportunista: era su garantía para superar el piso proscriptivo que imponía la Ley electoral. En vez de luchar por abolir ese piso se adaptaban al requisito.

Pero nada impedía que los candidatos fueran seleccionados entre los partidos, entre sus afiliados, entre su militancia, con plenarios, con debates de ideas y resolviendo democráticamente quiénes eran los mejores candidatos en cada provincia, en cada jurisdicción y a nivel nacional y después llevar esa lista ya conformada a las elecciones PASO. Ese es el mecanismo democrático que se podría pretender para organizaciones que se reclaman de izquierda, no patronales.  Sin embargo, una vez más, se sometieron a los mecanismos de la legalidad burguesa y dirimieron sus candidaturas entre el FIT y el MST en las elecciones, con el voto indiscriminado de los votantes.

El proceso de adaptación de la izquierda centrista al electoralismo burgués se agrava elección tras elección. Ya nos hemos referido en artículos anteriores a la inexistencia de campaña desnudando la democracia burguesa, de que sólo por medio de la acción directa de masas se pueden imponer los reclamos, planteando una estrategia obrera de revolución y dictadura proletaria, la expropiación de los grandes medios de producción. No aparece en su propaganda electoral porque sencillamente no existe en sus programas.

Los valiosos activistas y militantes que integran sus filas deben reflexionar sobre estas cuestiones. El curso de la lucha de clases exige romper con el legalismo burgués en todos los terrenos, condición necesaria para que la clase obrera se independice políticamente.

 

(nota de MASAS nº403)

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *