Bestial desalojo de una cooperativa de costura y jardín maternal en Wilde

Ocurrió el martes 7 de diciembre, en el galpón donde funciona la Cooperativa de Trabajo Nueva Generación, en la localidad bonaerense de Wilde. Los trabajadores no estaban al tanto de que ese día iban a desalojar el predio.

Llegó la policía y sitió todo, cortando cuatro cuadras a la redonda. El operativo contó con más de 300 policías, que llegaron en camiones, camionetas y motos. Estaban armados y llevaban cascos y escudos. Se escucharon varias explosiones.

Compañeros de trabajo, militantes de organizaciones sociales y trabajadores de otras cooperativas que habían ido a apoyarlos, corrían y se metían por el portón principal, desesperados, buscando resguardo. Algunos heridos con balas de goma, les sangraba la cara. Enseguida la policía les tiró gases lacrimógenos.

La policía bonaerense logró avanzar, a fuerza de tiros, golpes y usando gases. Entró al lugar y los trabajadores levantaron las manos en señal de rendición. Los tiraron al piso y les pegaron. La mayoría mujeres. Algunas mayores, otras con hijos.

Trabajadores de prensa también fueron reprimidos.

Alfredo Sabino, trabajador de la Cooperativa de Trabajo Universal de Avellaneda –vecina de Nueva Generación–recibió durante la represión dos disparos con balas de goma en la cara. A cuatro hirieron con balas de goma. La policía fue a lastimar porque todas las balas fueron a la cabeza.

La orden de desalojo fue emitida por el juez Pablo Ernesto Bocaccia, pese a que los cooperativistas se habían comprometido a desocupar el inmueble y habían pactado que el desalojo se hiciera cuando no estuvieran los trabajadores.

El oficial de justicia declaró que no había dado la orden a la policía de que entrara. “La policía actuó sola”. Desde la cooperativa responsabilizan a los funcionarios provinciales, al ministro de Seguridad, Sergio Berni, y al gobernador bonaerense, Axel Kicillof. El ministro de Desarrollo Social bonaerense, Andrés Larroque, declaró que el juez Bocaccia «violó un acuerdo que había entre el Estado provincial y los trabajadores y de buenas a primeras decidió el desalojo». Ni el juzgado ni la policía ni el gobierno provincial respetaron el plazo otorgado para el traslado de la cooperativa y sus máquinas.

En total fueron detenidas 150 personas, entre trabajadores, militantes que acompañaban a resistir el desalojo y cuatro periodistas que estaban cubriendo el hecho.

La brutalidad continuó en la Comisaría 5ta de Avellaneda. Las mujeres fueron encerradas en una cocina y a los hombres los llevaron a un calabozo.

Como el lugar estaba sobrepoblado, los trasladaron a todos a la Comisaría Departamental de Patrulla en Avellaneda. Allí se demoró mucho la atención a los heridos. Durante el desalojo la policía le descolocó el antebrazo a una de las trabajadoras. La mujer fue encerrada igual y los oficiales se negaron a que la vea un médico durante varias horas. Una trabajadora contó que hasta que se desmayó no le quisieron entregar su medicación que llevaba en su mochila, que estaba incautada.

Gracias a las imágenes difundidas por Revista Resistencias y la crónica en vivo que realizó el periodista Mauricio Polchi, se viralizó lo que estaba ocurriendo. La presión social y la movilización de las organizaciones hizo que tras cinco horas los liberaran. “Nunca en la historia hubo tantos detenidos en un desalojo en la fábrica. Desplegaron un operativo totalmente desmedido para desalojar a 80 costureras”. “Solo pedimos que este país nos permita producir y nos ayude a mantener los puestos de trabajo y nunca vi nada igual. Llevo 33 años de militancia en los barrios, estuve acompañando en tomas de tierras, viví el 2001 y nunca vi que traten así a un grupo de trabajadoras. Manosearon a las mujeres, maltrataron a los compañeros, lastimaron a todo el mundo. Somos trabajadores, no somos delincuentes”.

Bestial con los más humildes, cobarde con los poderosos. Es el rasgo del gobierno de Kicillof, incapaz de resolver los problemas, reprime, como una advertencia hacia todos los trabajadores. Cuenta con la mano de obra de Berni, especialista en el tema que se declara orgulloso de sus hazañas represivas. Esta es la política del gobierno aunque quieran echarle la culpa al juez. Está planteada la más amplia unidad y solidaridad para enfrentar la represión y defender cada puesto de trabajo y cada espacio de tierra recuperado.

(nota de MASAS nº407)

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *