El 8 de marzo y los debates de la izquierda

Desde ATEN Capital se resolvió marchar el 8 de marzo, dejando claro que es el Día Internacional de la Mujer Trabajadora y denunciando el pacto con el FMI. Mientras que la burocracia sindical se ocupó de criticar a la oposición porque en nuestra columna marcharon compañeros docentes o porque llevaron la bandera. Si bien esta posición aparece cristalizada en la burocracia, el feminismo pequeño burgués ejerce una presión importante en las organizaciones que se reclaman de izquierda y que evitan chocar con las feministas.  Estos debates no son menores, como agrupación del POR, y parte de un sindicato integrado mayoritariamente por mujeres nos negamos a hacer una división de género. Para nosotros siempre la división será de clases, por ello planteamos la jornada de lucha del 8 como paro de todos los trabajadores y resolvemos marchar junto a nuestros compañeros. Por ello, si bien parece una nimiedad que nos critiquen porque nuestros compañeros llevan las banderas, es importante defender estos principios.

Como así también entendemos que no hay forma de imponer nuestros reclamos, cuya consigna principal este 8 fue contra el pacto con el FMI, sino es con el método de la huelga general. Con lo cual decimos que las centrales sindicales deberían llamar a una huelga general.

 

(nota de MASAS nº411)

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *