Renuncia Guzmán, aunque cambien los títeres no cambia la política ¡Hay que romper con el FMI!

La renuncia de Guzmán es la expresión de la enorme crisis que se ha generado, por la incapacidad del gobierno de resolver los principales problemas de la población. La inflación es imparable, la desocupación aumenta y los salarios están cada vez más devaluados.

Los medios de comunicación hacen eje en la crisis del Frente de Todos, pero la esencia del problema es que el FMI exige más ajuste, la cuestión de fondo es la política de sometimiento al imperialismo. Guzmán era insostenible,  porque crece la bronca desde abajo y las movilizaciones y el gobierno está cada vez mas desgastado. Al Frente de Todos le preocupa las próximas elecciones.

Cualquier gobierno que respete al gran capital, y el acuerdo con el FMI no podrá dar respuestas de fondo a la grave situación de las masas, lo único que harán será intentar postergar la crisis un poco más.

El gobierno de Alberto Fernández está muy debilitado, intentarán por todos los medios maquillar al gobierno para terminar el mandato, les importa sostener la gobernabilidad.

Desde el POR decimos que no es un problema de nombres, es una política económica diseñada  por el FMI y por el capital internacional. Al FMI hay que derrotarlos con la movilización popular y una huelga. Los trabajadores resisten y luchan, pero son acciones aisladas. Por ello, es fundamental generar encuentros, asambleas para unificar en un mismo pliego y plan de lucha todos los reclamos.

Llamamos a movilizar masivamente este 9 de julio y profundizar la unidad de ocupados y desocupados. Se debe redoblar una campaña por una huelga general.

Partido Obrero Revolucionario

03-07-2022

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *