Rodear de solidaridad al conflicto para derrotar a las patronales del neumático y su gobierno

El paro decretado por los trabajadores del SUTNA, ante la irrisoria paritaria del 38% anual, fue inmediatamente respondido por las empresas del neumático con un lock-out patronal total. Pirelli, Bridgestone y FATE en tiempo récord y de manera coordinada anunciaron el cierre de sus fábricas con la inocultable complicidad del Ministerio de Trabajo. En su actuación, el gobierno ha dejado muy en claro que representa a las patronales. La denuncia penal contra Alejandro Crespo, Secretario General del SUTNA se inscribe en esta política abiertamente propatronal. Las expresiones más reaccionarias de la burguesía rápidamente salieron a respaldar a las patronales del neumático pidiendo “cárcel o bala”. Queda en evidencia la unidad de todas las expresiones política de la burguesía, desde el peronismo hasta cambiemos, en defensa de las patronales del neumático y en contra de la lucha de los obreros del SUTNA.

La cúpula de la CGT no tardó en sumarse a la defensa de los intereses de las patronales. La reunión entre la cúpula de CGT: Héctor Daer (Sanidad), Acuña (Estaciones de Servicio), Gerardo Martínez (UOCRA), Andrés Rodríguez (UPCN), con el Presidente Alberto Fernández no tuvo como objetivo la solidaridad frente a la lucha del SUTNA sino todo lo contrario, cómo trabajar por una derrota ejemplificadora. Su preocupación es evitar que estas acciones se reproduzcan a lo largo y ancho del país y que se efectivice la importantísima pérdida del poder adquisitivo frente a una inflación del 100% anual.

Apenas minutos más tarde, el “flamante Primer Ministro” Sergio Massa advirtió a los trabajadores que de no resolverse el conflicto abriría las importaciones para traer los neumáticos necesarios. El mismo “superministro” que le brindó el dólar soja a los especuladores del campo, que acaba de rendirle pleitesía al amo imperialista en Estados Unidos, que aparenta proteger cada dólar de la economía, no duda en avalar la destrucción de la industria y el incremento de importaciones con tal de que los intereses de las patronales del neumático no se vean afectadas.

La autorización de Massa a las importaciones, es una clara muestra de lo que es el nacionalismo burgués, la expresión política de una clase incapaz de desarrollar el país. Una clase, que ante la intervención política de la clase obrera no duda en abroquelarse con todas las otras fracciones de la burguesía para destruir la organización de los trabajadores. Que para evitar que la clase obrera se ponga en pie, no duda en aplicar las medidas más liberales y profundizar el sometimiento del país. Se sumaron las multinacionales automotrices que se colocaron en línea para decir que suspenderán la producción para sumar presión contra los trabajadores.

Ante la evidente unidad de la burguesía contra el SUTNA, el conjunto de los trabajadores ocupados y desocupados debemos responder con la más amplia solidaridad para que triunfe esta enorme batalla obrera. Constituye un conflicto testigo porque de triunfar nos colocaría en mejores condiciones no solo para luchar en cada sector por la reapertura de paritarias y la recuperación de los sindicatos, sino fundamentalmente porque delimita y expone claramente de qué lado se encuentra cada sector. Es obligación de los sindicatos rodear de solidaridad activa esta lucha e impedir cualquier maniobra para romper la huelga, entre otras cosas impidiendo el ingreso de neumáticos importados.

Pocas veces se evidencia con mayor claridad cómo los oprimidos, con la clase obrera a la cabeza (en este caso el SUTNA) tenemos en frente a las patronales, a los elementos fascistoides, a la justicia burguesa que criminaliza a los luchadores, a la burocracia sindical repodrida, al Gobierno Nacional, y en síntesis a la burguesía y sus lacayos a sueldo en su conjunto. Es imperioso rodear de solidaridad al conflicto para derrotar a las patronales del neumático y su gobierno.

¡Viva la enorme lucha de los trabajadores del neumático! ¡Adelante obreros del SUTNA!

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *