El balance de la pandemia del centrismo en Brasil

Permítasenos una pequeña digresión que sirve como botón de muestra acerca del oportunismo que hoy se manifiesta como seguidismo al nacionalismo burgués y la ausencia de independencia de clase en torno a una caracterización harto repetida por nuestros centristas argentinos.

Es prácticamente generalizado que todo el centrismo se detuvo muy especialmente en el manejo de la pandemia por Bolsonaro como parte fundamental de sus apreciaciones electorales: “catástrofe social inmensa producida por la gestión de la pandemia” (Tendencia del Partido Obrero 22/09/2022); “gestión calamitosa de la pandemia” (Partido Obrero 02/10/2022); “respuestas más trumpistas de Bolsonaro” (Izquierda Diario 30/09/2022); “la extrema derecha es responsable de casi 700.000 muertes” (Izquierda Socialista 04/10/2022)… citas que podrían multiplicarse casi infinitamente.

La izquierda centrista intervino durante la pandemia con una política burguesa, expresada crudamente por Belocopitt, dueño de medios argentinos y Swiss Medical. Esta política burguesa, de “Quedate en Casa”, “Educación a Distancia”, entre otras, significó en los hechos cederle el terreno de la lucha de clases a la burguesía para que imponga todo su programa sin ninguna resistencia por parte de la clase obrera y demás oprimidos.

Marcelo Ramal intentando esbozar una crítica revela la forma en la que la Tendencia del Partido Obrero intervino en la pandemia: “la política de promoción de la circulación de personas y presencialidad en plena pandemia” fue una “masacre”. Las asambleas y la organización para el centrismo debía ser por zoom y las medidas de acción directa “apagar la computadora”. Todo un símbolo.

Estos mismos partidos no realizan con ese énfasis la crítica a la política sanitaria de Alberto Fernández, que por los números no tiene nada que “envidiarle” a la gestión de Bolsonaro: sobre el total de muertos a nivel mundial Brasil “contribuye” con un poco más del 10%, en tanto que Argentina tiene el 2%, y sobre total de habitantes Brasil representa el 2.7% mundial, y la Argentina el 0.56%. Es decir que tanto Argentina como Brasil la cantidad de muertos por sobre la cantidad de población es, de forma casi idéntica, más de 3 veces superior a la media mundial.

El arsenal teórico y propagandístico del nacionalismo burgués intenta demostrar – infructuosamente – la suerte que nos ha tocado en tener un Alberto Fernández en lugar de un Bolsonaro al frente de la pandemia. El centrismo presta su apoyo a dicha hipótesis, adornándola con señalamientos tácticos.

Al igual que con el absurdo disparate del “golpe de Estado” a Evo Morales en Bolivia (cuando fue la rebelión de las masas la que terminó por voltearlo) esa total capitulación a una idea totalmente errada sirve, a modo de ejemplo, para poner de relieve la sujeción como furgón de cola del nacionalismo burgués, y la ausencia de programa revolucionario de estas organizaciones.

(nota de MASAS nº425)

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *