Masas n°351

Masas n°351

24 de Marzo: A 43 años del Golpe genocida ordenado por la burguesía y los EE.UU. como parte del Plan Cóndor

 

Detrás del golpe estuvieron los Macri, Roggio, Rocca, Bulgheroni, la Sociedad Rural, los banqueros, etc.; fue bendecido por la jerarquía de la Iglesia; ejecutado por las fuerzas armadas; con la complicidad de los principales partidos políticos y buena parte de la burocracia sindical.

 

Macri repitió en su discurso del 1° de Marzo varias veces que era un presidente elegido por la mayoría, tal vez para tratar de convencerse de que no es la dictadura. Y que aquel voto lo habilitaba para aplicar una política absolutamente antinacional y antiobrera.

Nos parece importante remarcar todo el tiempo la naturaleza de clase de aquel Golpe. Quiénes lo ordenaron y se beneficiaron. Y quiénes fueron sus cómplices. No tenemos que olvidarlo.

Los que tenían el poder bajo el Golpe, y antes, son los mismos que lo tienen directamente hoy. Y lo tuvieron todo el tiempo aunque bajo formas de gobierno que lo encubrían mejor. Ni los terratenientes, ni las multinacionales ni los sectores más poderosos de la burguesía nacional, han perdido poder, muy por el contrario, se han fortalecido, crecido y concentrado.

Desde el principio caracterizamos a Macri como la expresión civil de aquella dictadura “cívico-militar”.Por los sectores de la burguesía a los que representa. Por el programa de gobierno idéntico al que quiso imponer Martínez de Hoz. Y hasta comparte funcionarios y asesores de la dictadura. Y ha hecho todo para sacar de la cárcel a los represores presos, para volver con la doctrina de los dos demonios y el negacionismo. Y detener los procesos de investigación en marcha, especialmente del enriquecimiento de las empresas y funcionarios bajo la dictadura.

Así como la dictadura, Macri también endeudó rápidamente al país a niveles insoportables y se colocó bajo las órdenes directas del FMI. Ya antes del Golpe, en 1975,Celestino Rodrigo había intentado las mismas medidas.

El Golpe tuvo como objetivo destruir a las organizaciones políticas y sociales de las masas, a su vanguardia.Para eso asesinó, torturó, desapareció, encarceló y mandó al exilio a decenas de miles. Y esto no comenzó el 24 de Marzo, arrancó un tiempo antes, con la Triple A.

Macri ataca fuertemente las libertades democráticas:quiso imponer la “doctrina Chocobar” de gatillo fácil,procesa a los luchadores, trata de quitar la personería o intervenir o perseguir a los sindicatos y sectores que no se disciplinan sindicalmente; asesinó a Rafael Nahuel y Santiago Maldonado; entregó a Jones Huala en un proceso trucho a Chile; quiso imponer el 2×1 para los genocidas;desató una feroz represión contra grandes movilizaciones abriendo causas contra luchadores, periodistas, etc. Infiltró las marchas, etc. etc. Utiliza la justicia para inventar causas contra Daniel Ruiz, Milagro Sala, y dirigentes sociales.

Si no pudo avanzar en su objetivo de instalarse como una dictadura civil es porque las masas se lo impidieron. No pudo detener las movilizaciones ni los paros generales.Tuvo que retroceder en las reformas que quería imponer por el temor a la gran resistencia a la reforma previsional. Pero avanzó en controlar la Justicia burguesa y orientarla a perseguir opositores y garantizarse la impunidad para sus propios crímenes.

Se ofende el Gobierno cuando se lo compara con la dictadura pero se le parece demasiado, es que en lo esencial democracia y dictadura son expresiones de la dictadura de clase de la burguesía. Cambian las formas perola dominación de clase se mantiene. Es más, bajo la democracia burguesa se produjeron los ataques más terribles

contra los derechos de los trabajadores y contra la Nación. El mayor proceso de saqueo y entrega se produjo en democracia y ningún gobierno dio marcha atrás con las reformas de la dictadura y el menemismo. Todavía siguen vigentes leyes de la época de la dictadura. No se desmantelaron los servicios de inteligencia. Y recordamos que hasta los Milani y Berni fueron colocados a la cabeza delas fuerzas represivas bajo el kirchnerismo.

No defendemos la democracia burguesa como hace toda la cofradía de ideólogos que aparecen en los medios de comunicación, y los politiqueros, y todos aquellos que en

nombre de defender esa democracia garantizan la gobernabilidad de Macri, para que llegue a las elecciones arrasando con todo.

Para derrotar los planes de aquella dictadura y este Macri debemos terminar con las bases materiales del régimen: terminar con la oligarquía terrateniente expropiándola,

nacionalizando todas las tierras; romper con el FMI y desconocer toda la deuda externa; recuperar todas las empresas privatizadas expropiándolas; recuperar todos los recursos naturales, el petróleo, la minería, los lagos,los ríos; expropiar a toda la banca organizando un sistema bancario único. Sólo si terminamos con el poder de esta minoría que nos oprime, si liberamos a la Nación del imperialismo, si dejamos de ser una colonia,podremos decir que hemos vengado a nuestros padres,hermanos, hijos torturados, perseguidos y asesinados por aquella dictadura y por todas las dictaduras y todos los crímenes cometidos a lo largo de la historia contra la clase obrera y los oprimidos. Podremos decir que se ha hecho Justicia.

Que nadie nos mienta diciendo que esto se logra votando,con leyes o con otra constitución. Que no nos digan que hacen faltan más diputados para lograrlo. Ninguna

confianza en las instituciones del régimen, que no se puede reformar.

El camino es el de la acción directa de masas, la movilización,los cortes, la huelga, los levantamientos populares,la insurrección, la revolución social. Y ¿cómo llegaremos? Por medio de la organización independiente de las masas, construyendo la dirección revolucionaria,sacándonos de encima a los traidores de las burocracias, a los politiqueros, peleando desde los reclamos más inmediatos,relacionándolos con la necesidad de terminar con esta sociedad repodrida que nos hunde en la barbarie. El

capitalismo no tiene ninguna salida ni en Argentina ni en ningún lugar del mundo que no sea destruyendo las condiciones de vida y de trabajo de las masas. Ni dictaduras militares,ni democracia burguesa, ni bajo neoliberalismo, ni antineoliberalismo, ni nacional-reformismo se pueden resolver de raíz los problemas de las masas. No hay ninguna vía alternativa o intermedia al socialismo. ¡Socialismo o barbarie capitalista!

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *