Movilización contra un nuevo intento de privatización del Astillero Río Santiago

El viernes 24 de septiembre se realizó una movilización desde el portón del Astillero Río Santiago (ARS) hasta la plaza de Ensenada, convocada por los sectores opositores. Los trabajadores denuncian que hay un nuevo intento de privatización de la mano del gobernador Kicillof, el intendente de Ensenada Secco, el recientemente nombrado director del ARS Wasiejko y el burócrata Secretario General de ATE Ensenada Benegas.

Los sectores opositores denuncian que con la excusa de la pandemia no se han reestablecido las tareas laborales (a diferencia de todos los astilleros privados), y que el gobierno y la burocracia aprovechan la situación para hacer aprobar por zoom el supuesto apoyo de los trabajadores a un cambio de forma jurídica de la empresa.

Pedro Wasiejko asumió la presidencia del ARS en marzo del 2021. Venía de administrar el Puerto de La Plata, con varias denuncias por atacar las condiciones de trabajo de los obreros portuarios y por favorecer negociados con amigos (entre ellos la esposa del antiguo director del ARS), y previamente venía de ser derrotado en el SUTNA por su complicidad con la patronal. Integra el “Frente Grande”, organización de Secco en Ensenada.

Su designación por parte de Kicillof no es casual: apenas asume Wasiejko anuncia que convertirá al ARS en una sociedad anónima. Ante la resistencia de los trabajadores que organizaron una caravana en junio, el burócrata devenido director del ARS adornó sus palabras: ahora dice que quiere convertir al ARS en una sociedad del Estado.

Su discurso ya nos lo conocemos de memoria: que las empresas estatales no son productivas, que hay trabas burocráticas, que el cambio de forma jurídica permitirá agilizar la producción, etc. Todas mentiras. Es el discurso de la dictadura y del gobierno de Menem. El ARS no se encuentra paralizado por ser un Ente Autárquico dentro del gobierno provincial, sino por la política de la dictadura y de todos los gobiernos “democráticos” que la prosiguieron, que consolidaron la privatización de los puertos, de las empresas estatales, la destrucción de la marina mercante y del IAPI (Junta Nacional de Granos). Que los buques para Venezuela no se hayan terminado no tiene nada que ver con la forma jurídica de la empresa, sino con los 23 millones de dólares que se robó Scioli para terminar el Estadio Único de La Plata (y que ni Vidal ni Kicillof devolvieron).

Los trabajadores del ARS han resistido la privatización de Menem y de Macri-Vidal (que llamaron a dinamitarlo), y seguirán resistiendo el ataque encabezado ahora por Kicillof. Pero no basta con plantear la salida de la Zona Franca y su renacionalización. Hay que enfrentar el programa de la burguesía en decadencia, delineado por la dictadura, llevado a cabo por Menem y sostenido por los Kirchner, Alberto Fernández y Kicillof. Hay que renacionalizar los puertos, imponer el monopolio del comercio exterior, prohibir la importación de buques, dejar de dragar el Paraná para beneficiar a las multinacionales y establecer un plan para reconstruir en el país la Marina Mercante.

El ARS es uno de los astilleros más grandes y avanzados de Latinoamérica, su función es construir buques, no reparar crucifijos. Quienes están interesados en dinamitar el ARS son los mismos que quieren mantener a la nación en el atraso y el sometimiento al imperialismo. Es necesario pone en pie nuevamente la industria naval, como parte de la defensa de la soberanía, creando decenas de miles de puestos de trabajo, bajo la dirección y control de la clase obrera.

El zoom es el método de la burocracia. No podemos defender al Astillero quedándonos en casa. Exigimos la vuelta de las tareas laborales y asambleas presenciales YA!

 

(nota de MASAS nº402)

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *