¿Dónde están los dólares?

El gobierno promete al FMI que habrá un fuerte crecimiento de las exportaciones en los próximos años, dejando un fuerte superávit comercial que permitirá acceder a los dólares para pagar la deuda externa.

Este año 2021 es récord, ya que el superávit va a superar los 15.000 millones de dólares, con exportaciones por 73.000 millones de dólares e importaciones por 58.000 millones.

Esto significa que el gobierno apuesta a la mayor primarización de la economía, exportando más carne, más cereales, manufacturas de origen agropecuario, más minerales e hidrocarburos, para juntar esos dólares. Exportaciones en manos de un pequeño grupo de empresas que tienen un alto poder de extorsión sobre el gobierno. Empresas que a su vez aparecen en los listados de compradores de dólares para pagar supuestas deudas en el exterior.

De los 80.237 millones de dólares de deuda de empresas privadas con el exterior al 30 de junio de 2021, en más de 33.400 millones el acreedor es una empresa del exterior del mismo grupo económico, en muchos casos su casa matriz o una sucursal en el exterior.

Esa deuda de la que no se habla, que no es con los bonistas ni con el FMI, es una deuda que se sigue pagando y se lleva buena parte de los dólares que genera el comercio exterior. Se estima que por esa vía se han ido 12.000 millones en estos dos años. Esta es una de las razones por las cuales el Banco Central no puede acumular reservas pese al superávit del comercio exterior.

El economista Horacio Ravelli grafica cómo operan los grupos económicos más poderosos. Menciona al Grupo ARCOR, con 16 filiales en el exterior, principal productora de caramelos, galletas y dulces del país, con participación en el capital accionario de “La Serenísima” líder en el rubro lácteos, etc., en la gestión de Macri tomó una deuda  por 552.815.000 dólares. El BCRA le vende dólares al precio oficial para pagar esa “deuda” sabiendo que entre 2015-2019 compró divisas por medio de ARCOR SAIC: 255.016.559 millones de dólares y por  Bagley 105.700.041 millones.

También sabe que los accionistas del Grupo Arcor poseen empresas financieras en el exterior, todas ellas fueron conformadas por la sociedad intermediaria HOSLYND SA. de Uruguay. A través de la firma Hoslynd S.A., Luis Alejandro Pagani y su esposa María Eugenia Novoa crearon en 2012 la firma Roquel Properties Ltd. y la empresa LI Atlantic Investment LLC,  ambas en las Islas Vírgenes Británicas (Paraíso Fiscal).

La respuesta ante todas estas maniobras es el monopolio del comercio exterior y la estatización de la banca, concentrando el Estado el 100% de las divisas. La respuesta es desconocer toda esta deuda externa, no solo la del FMI. Todas las divisas deben ser aplicadas al desarrollo industrial del país terminando con todo el parasitismo de la burguesía. Pero este gobierno impotente e incapaz no podrá tomar ninguna medida elemental de defensa de la soberanía, como no lo hará ningún gobierno burgués. Fernández no rompe el saqueo de estos grupos, gobierna para ellos.

(nota de MASAS nº407)

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *