El 29 de junio debe haber un paro nacional de CTERA

Este mes se cumple un año de la explosión de Aguada San Roque, donde se produjo el triple crimen laboral. Producto de la presión que ejerció la campaña pública hacia la base, que se realizó desde las seccionales opositoras, la burocracia del TEP se vio obligada a sacar paro. Sin embargo, seguimos sosteniendo que debería haber un paro nacional. La explosión de la escuela que queda en el corazón de Vaca muerta, no es un hecho aislado. Además del antecedente de Sandra y Rubén, todos los días recibimos noticias de calefactores que explotan, estudiantes que terminan en la guardia por intoxicación de monóxido de carbono, entre otros.

Estos hechos reflejan una política de los gobiernos de vaciamiento de la escuela pública, y que expone las vidas de los trabajadores de la educación y del estudiantado. En los momentos que se escribe este artículo los docentes autoconvocados de San Juan están llevando una enorme huelga adelante, así como también hay luchas en otras provincias como Chubut. El denominador común es el aislamiento de la burocracia de la CTERA. Por todas estas razones, exigimos un paro nacional de la central sindical y planteamos que es necesario retomar la coordinación de las seccionales opositoras a nivel nacional.

Por la renacionalización de la educación en un sistema único, estatización de todas las escuelas privadas

Por un salario único docente mínimo igual al costo de la canasta familiar en cada provincia, que provenga de un presupuesto único nacional

(nota de MASAS nº416)


El triple crimen de Aguada San Roque no es un problema de corrupción

A medida que avanza la investigación del crimen laboral, donde Mariano, Mónica y Nicolás perdieran su vida, se descubren más datos sobre el entretejido de tercerización y corrupción. No es un dato nuevo, en la muerte de Silvia Roggetti, que este jueves 9 de junio cumple 22 años, el dueño de la empresa responsable que no se haya  protegido el alambrado era el esposo de la ministra de educación de aquel momento. En el caso de Aguada San Roque, desde la burocracia del TEP hacen eje en la contratación y los funcionarios de segundo rango del gobierno, principalmente de obras públicas.

Como hemos mencionado en otros artículos, es el gobierno del MPN quien vació el sector de educación que realizaba mantenimiento y que hace negocios con empresas amigas que a su vez explotan a los compañeros obreros de la construcción. En la causa debe estar imputada Storioni, la ex ministra de educación y la lucha por justicia debe estar acompañada por la convocatoria a asambleas para debatir las condiciones edilicias y laborales de las escuelas. Las escuelas no pueden luchar de manera aislada para que desde el gobierno solamente se hagan parches, se necesita la construcción de escuelas en todos los niveles principalmente de escuelas técnicas.

Desde las seccionales opositoras en ATEN este 23 de junio convocaremos a asambleas y reforzaremos la campaña para que Mónica Jara esté presente en cada escuela señalando que los máximos responsables son Gutiérrez y Storioni, llamamos a todos los compañeros de base a tomar esta lucha en sus manos.

Silvia Roggetti y Mónica Jara presentes

 

(nota de MASAS nº416)

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *