Elecciones legislativas: mecanismo de legitimación de la dictadura del capital ¡Su democracia no es la nuestra!

Todos los días vemos los medios de comunicación, las redes sociales y los barrios invadidos por la propaganda electoral. Todos los partidos hacen campaña por sus candidatos, esbozan propuesta sobre la situación política, económica y sanitaria, pero nadie dice cuál es el rol de las elecciones. Es este punto sobre el cual queremos detenernos.

Los candidatos nos llaman a ejercer la democracia, a participar de las elecciones votando a determinada lista. Intentan hacernos creer que mediante nuestro voto, realmente estamos definiendo el destino del país. Sin embargo, una vez terminadas la elecciones nos damos cuenta que todas las propuestas que realizaron durante la campaña electoral no son cumplidas, que la mayoría oprimida sigue igual o en peores condiciones que antes.

Ocurre que el rol fundamental de las elecciones es legitimar un tipo de democracia, la burguesa.

Nosotros como organización no tenemos la misma caracterización del sistema de democrático burgués que los partidos patronales o policlasistas, que sí defienden este sistema, por lo tanto la intervención se debe diferenciar. Para nosotros que luchamos por la revolución social, la democracia burguesa no es igual a democracia obrera. Nuestro método se basa en la deliberación colectiva y el voto a mano alzada sin coerción mediante, donde se debaten todos los problemas y se eligen delegados como representantes. La mejor expresión de la democracia la dieron los distintos procesos revolucionarios del mundo, entre ellos los soviets de la revolución rusa. Es un mecanismo totalmente opuesto a la idea de participar una vez cada dos o cuatro años y delegar las decisiones en uno u otro candidato. La burguesía busca perpetuar la dominación del sistema capitalista donde los oprimidos van del trabajo a su casa y de la casa al trabajo, donde unos pocos, los politiqueros, resuelven por la mayoría. Pero este es un aspecto de la democracia, el otro aspecto fundamental es que todas las instituciones: congreso, cámara de diputados, entre otros, funcionan en base a la Constitución de la Nación que tiene como punto fundamental la defensa de la propiedad privada.

Por lo tanto la intervención de los que se reclaman revolucionarios no se puede circunscribir a una consigna, tiene como rol fundamental desenmascarar el sistema capitalista y sus instituciones que tienen como fin la reproducción y sostenimiento del sistema de explotación.

Las elecciones son el mejor mecanismo que tiene la burguesía para legitimar la propiedad privada, sus propios intereses, los del imperialismo, que nada tienen que ver con la mayoría oprimida. Por el contrario, más del 80% de la población sufre las consecuencias de las medidas que son votadas por esos mismos personajes que en campaña electoral nos decían que darían solución a nuestros problemas.

La experiencia nos demuestra que la única democracia en la cual los oprimidos debatimos y planteamos cómo resolver nuestros problemas, es la democracia obrera, expresada en organismos de base como las asambleas barriales, de trabajadores, de desocupados. Desde el POR intervenimos en las elecciones con estas ideas. Sosteniendo que toda medida en beneficio de la mayoría oprimida sólo podrá ser impuesta por medios de la organización y acción directa de masas, nunca por el congreso que vota todos los planes de ajuste del FMI. Y si lo hacen será en contra de su voluntad, por la imposición de la movilización popular. Por eso en estas elecciones te llamamos a ANULAR TU VOTO, con estas ideas.

(nota de MASAS nº400)

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *