Bolivia: Con el cierre de AASANA y ahora el asalto a COMCIPO, el gobierno se desnuda, una vez más, como antiobrero y antipopular

El POR, desde el principio y diferenciándose del conjunto de las tendencias oportunistas que se reclaman de izquierda, tuvo el acierto de caracterizar correctamente al gobierno del MAS como derechista que desarrollaría una política burguesa y dijimos que, tarde o temprano, terminará reprimiendo al movimiento obrero y popular cuando éstos, con sus movilizaciones, pongan en riesgo el orden establecido y la intangibilidad de la gran propiedad privada de los medios de producción en manos de la empresa privada y de las transnacionales imperialistas. Este pronóstico que lanzamos desde el 2006, ahora se confirma plenamente cuando el movimiento obrero y popular están sufriendo en carne propia la escalada represiva del gobierno de Luis Arce como consecuencia de su incapacidad para atender las necesidades del país, de los explotados y oprimidos, agravadas por la emergencia de la crisis económica y sanitaria.

El cierre de AASANA y el asalto a COMCIPO ha querido encubrir con el argumento falaz de una supuesta represión contra la derecha racista y reaccionaria; señalan que las permanentes movilizaciones de los trabajadores de AASANA estaban impulsadas desde las sombras por la derecha contra “un gobierno del pueblo”; ahora, para justificar el asalto a COMCIPO usa el mismo argumento de que esa entidad cívica es parte de la escalada derechista nacional “contra un gobierno revolucionario y antiimperialista”, con mucha publicidad focaliza el apresamiento del oportunista Marco Antonio Pumari que en las elecciones anteriores se vendió en cuerpo y alma al comiteismo oriental camachista provocando el debilitamiento del movimiento cívico potosino.

En uno y otro caso, el argumento de la represión a la derecha, es usado como señuelo para encubrir una política abiertamente antiobrera y antipopular. Se trata de un anticipo de que, en el futuro, el gobierno recurrirá a la misma falacia para empezar a perseguir a los dirigentes más visibles de las organizaciones sindicales y sociales de clara orientación antioficialista.

El objetivo es claro: descabezar las organizaciones de masas independientes política y sindicalmente frente al Estado burgués, al gobierno, a las corrientes de la derecha tradicional y reaccionaria; descabezar o disolver a las organizaciones obreras y populares e imponer a sus sirvientes como Guarachi para que cumplan el triste papel de corifeos que aplaudan y canten loas a todas las iniquidades que cometa como un gobierno represor y que no duda en organizar fuerzas parapoliciales para moler a palos las costillas de los elementos opositores que osen movilizarse y levantar su voz de protesta.

(POR Bolivia – MASAS nº2681)


¿POR QUÉ EL GOBIERNO ATACA A COMCIPO?

La detención de Pumari es el pretexto del gobierno para tratar de confundir. Identificado como aliado de la ultraderecha por su vergonzosa alianza con el Facho Camacho como acompañante de fórmula a las elecciones nacionales por 250.000 dólares y la promesa de que se le entregue el control de la aduana de Potosí. Un verdadero maleante que traicionó la lucha cívica de los potosinos y que por ello fue abucheado y recibió una lluvia de tomatazos y huevos por los potosinos en octubre de 2020.

El objetivo del gobierno es descabezar al Comité Cívico potosinista. Sus principales dirigentes están bajo orden de detención y han tenido que declararse en la clandestinidad.

Es importante tomar en cuenta que COMCIPO se ha diferenciado de los demás comités cívicos del país por su clara posición antiimperialista en la medida que reivindica, por encima de los demás objetivos limitadamente democráticos, la defensa de los recursos naturales de Potosí frente a la política entreguista de los gobiernos de turno y por ser un movimiento plebeyo y combativo que ha logrado organizar y poner en pie de combate a los sectores mayoritarios más oprimidos y explotados del Departamento.

El gobierno ya tiene avanzadas las negociaciones con la transnacional alemana para reactivar el convenio por el cual el gobierno de Evo Morales le adjudico la entrega del Litio del Salar de Uyuni por 30 años y que luego, tuvo que dejar sin efecto ante la resistencia de COMCIPO.

Por las razones señaladas, el gobierno considera un escollo la pervivencia de esta organización cívica para desarrollar libremente su política de entrega del litio y de importantes reservar mineras que tiene el Departamento en favor de las transnacionales imperialistas.

Surge la necesidad de organizar de manera nacional la resistencia a la política represiva y entreguista del gobierno del MAS con la finalidad de repeler con la acción directa de las masas todo intento de detener a los dirigentes sindicales y revolucionarios y defender la integridad física de las organizaciones sindicales y populares. La experiencia enseña que este gobierno, débil en extremo, está obligado a retroceder frente a las grandes movilizaciones como las ejecutadas por ADEPCOCA y la gran movilización última de los cuentapropistas que ha obligado al gobierno a abrogar la Ley1386.

(POR Bolivia – MASAS nº2681)


CENTRAL OBRERA DEPARTAMENTAL DE CHUQUISACA

PRONUNCIAMIENTO

La Central Obrera Departamental en relación a la represión contra COMCIPO emite el siguiente pronunciamiento:

El gobierno del MAS ha decidido implementar a fondo su política represiva y de destrucción de las organizaciones sindicales y populares, esto queda evidenciado por dos hechos concretos que han ocurrido en los últimos días, el primero el caso de AASANA, donde se está liquidando no sólo sus derechos laborales sino su organización sindical misma para que en el futuro los trabajadores no puedan protestar, el segundo el caso de COMCIPO donde el gobierno ha allanado sus instalaciones y ha dictado orden de aprehensión contra sus dirigentes, este ataque ocurre precisamente contra uno de los Comités Cívicos más combativos del país y que tiene fuertes vínculos con los sectores populares de ese departamento que se han revelado permanentemente contra las políticas vende-patrias del Gobierno y exigiendo la recuperación de los recursos naturales.

La COD Chuquisaca por principio rechaza cualquier forma de persecución política e intervención por parte del Estado contra las organizaciones populares y sindicales, y advierte al pueblo boliviano que el gobierno continuará con la aplicación de esta política en todo el país porque su objetivo es allanar el terreno para imponer sus medidas antipopulares y descargar la crisis económica en las espaldas de los trabajadores y el pueblo, para ello quieren liquidar a todas las organizaciones y dirigentes contestatarios.

Por todo lo expuesto la COD convoca a todos los sectores a unificar la lucha y a frenar en seco los afanes dictatoriales del gobierno masista, y ratifica su convocatoria al ampliado departamental para definir las medidas a asumir en el departamento.

Sucre, 10 de diciembre de 2021

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *