El documento de Cristina Kirchner busca desarmar a los trabajadores

La verdadera naturaleza de nuestros problemas

En la introducción del documento afirma su pretensión de “abordar las cuestiones de Estado, desde los hechos objetivos y los datos concretos que ayuden a comprender la verdadera naturaleza de nuestros problemas como país”.

Luego dice que “Lo que tensiona y detona realmente la economía de nuestro país es el déficit en la balanza de pagos que signica, nada más ni nada menos, que la Argentina se empieza a quedar sin dólares”.

Y dedica un buen espacio del documento a la cuestión de la deuda externa, el déficit fiscal, la balanza de pagos. Pero omite en todo el documento referirse a la cuestión central: El régimen de propiedad. Las fuerzas productivas están bloqueadas por la descomunal concentración de la propiedad privada de los medios de producción en cada vez menos manos, más concentradas, proceso que se potenció bajo la democracia.

Para Cristina Kirchner el problema no es la gran propiedad, no es el parasitismo de la oligarquía terrateniente, y del sistema bancario, ni que se hayan monopolizado sectores vitales de la economía que condicionan el resto y forman precios, y que muchos de esos monopolios sean empresas transnacionales.

Si no se caracteriza correctamente el origen de los problemas se pueden hacer buenas descripciones de la realidad, pero nunca poder entender por dónde pasa la solución. La impotencia del nacionalismo burgués y pequeño burgués es no poder enfrentar la gran propiedad privada de los medios de producción, no poder rebelarse frente al capital financiero, porque la clase social a la que representan, la burguesía, hace tiempo que ha dejado de ser nacional.

Reiteradamente reivindica la política de su gobierno frente a la deuda externa

Dice en el documento: “Dos años después y bajo el concepto de que los muertos no pagan las deudas, Néstor Kirchner no solo condujo la reestructuración de la deuda argentina defaulteada, logrando la quita de capital e intereses más importante de la historia, sino que, además, canceló la totalidad de la deuda con el FMI… La deuda externa fue reestructurada y administrada responsablemente como en el período 2003-2015”.

“… período 2003-2008, con gobiernos peronistas e industrialistas que habían administrado la cuestión de la deuda externa con la comprensión que la escasez de dólares en Argentina tensiona la economía, la política y las instituciones a límites insoportables, y dispara la inflación”.

La deuda externa hacia fines de 2001 era de 154.000 millones de dólares (incluyendo 22.000 millones de deuda provincial). En septiembre de 2002 Daniel Marx declara que la deuda llegaba a 166.000 millones.

¿Cuánto se pagó? Cristina Kirchner afirmó que “entre el 2003 y 2012 se pagaron 173.733 millones de dólares, más que deudores recalcitrantes, somos pagadores seriales.” (Cadena nacional, 26 de agosto de 2013). Se jactaba además de haber terminado de pagar deuda que se había originado en la dictadura.

Qué verdadera desgracia que en un país que tanto necesita de las divisas para desarrollar su industria se hayan hecho pagos extraordinarios, como ningún otro gobierno en la historia, que desangraron la economía (y facilitaron el posterior endeudamiento de Macri).

Impotencia ante la “ruptura del estado de derecho”

Este punto tiene especial importancia porque es el abandono de las formas democráticas por Macri para avanzar en un régimen de dictadura civil. Tal como necesita Milei para imponer su programa.

Denuncias tan contundentes como las que realiza muestran la impotencia de su democracia, de las instituciones, para defenderse. Y esto porque tienen una base común con las formas autoritarias, dictatoriales: la defensa de la gran propiedad privada, donde reside el poder real, la dictadura del capital.

En el documento denuncia que en 2016 “comienza la tercera crisis de deuda -aún en tránsito- y su necesario complemento: ruptura del Estado de Derecho”.

“Es que, desde el comienzo de su gobierno, Macri tuvo como objetivo la captura del Poder Judicial. En este sentido, resulta absolutamente esclarecedor su intento de designar por decreto a la mitad de los miembros de la Corte, maniobra que finalmente logró convalidar”.

¿Cómo logró convalidar? Con el voto de los senadores peronistas que aprobaron el pliego, validando la maniobra. El acuerdo fue votado por más de los 2 tercios del Senado necesarios, con votos de sectores del peronismo. Rosenkrantz tuvo el voto de 58 senadores y el rechazo de 12 y Rosatti fue votado por 60 senadores.

“La captura del Poder Judicial persiguió y logró cumplir sus tres objetivos fundamentales: garantizar primero su plan de negocios, segundo, su impunidad y tercero la persecución política de los opositores”.

“La ruptura del Estado de Derecho, arrasando con las garantías constitucionales del debido proceso, no ser juzgado dos veces por el mismo delito, violación de la cosa juzgada, encarcelamiento de empresarios y venta de sus empresas a precio vil, entre otras tantas violaciones al orden jurídico. Este proceso de judicialización no fue inocuo, terminó condicionando seriamente el sistema de representación política democrática en Argentina, con consecuencias que se proyectaron en el tiempo hasta la actualidad”.

En la conclusiones señala que “El presente documento de trabajo no pretende desconocer la legitimidad de la que está investido el presidente Javier Milei en virtud del 56% de los votos obtenidos en el balotaje”. El objetivo de esta afirmación es la defensa de la institucionalidad. Se debe decir con absoluta claridad que este gobierno no representa al 56% que lo votó sino a un 0,5%, al sector más concentrado del poder económico que escribe sus leyes y exige que las voten.

Kirchner no se pregunta porqué no se pudo derrotar esa política de ruptura del “Estado de Derecho”, porque no tiene respuesta.

Sabiendo que estamos frente a un gobierno que atenta expresamente contra el “Estado de Derecho” su respuesta es “la construcción de un sistema de acuerdo parlamentario”. “Ese sistema de acuerdo parlamentario no puede tener una lógica de mercado persa o de toma y daca indigno por cargos, recursos y vaya a saber qué otra cosa… Las Provincias necesitan los recursos que les corresponden por leyes, decretos o acuerdos previos que surgen del presupuesto 2023 -que es ley de leyes- y que les están siendo ilegalmente retenidos. Esto no es “castigar a los gobernadores”, sino perjudicar a todos los argentinos y las argentinas … Cuando hablamos de toma y daca queremos ser claros: canjear recursos para las provincias a cambio de facultades extraordinarias o permiso ilimitado para endeudar aún más al país en dólares y privatizar patrimonio nacional a ciegas, coloca a quienes lo hagan en abierta contradicción con el Art. 29 de la Constitución Nacional”.

Este llamado está condenado al fracaso. No será el Congreso el lugar donde se pueda frenar y derrotar la política de dictadura civil que encarna hoy Milei.

El único camino para terminar con las formas autoritarias, dictatoriales, que se expresan muy fuertemente en la ilegalización del movimiento obrero y sus luchas. Que se expresa en la persecución y estigmatización que ejercen los medios de comunicación masiva que actúan complementariamente con la justicia. El único camino es el de la acción directa de masas, la lucha de clases, la intervención de la clase obrera con su propia política.

En su documento no hay ninguna apelación a la organización y movilización popular para quebrar la prepotencia del gran capital. Es una queja impotente. 

Impotencia frente a la “monumental estafa”

En el documento afirma que “Macri comienza entonces el endeudamiento externo más cuantioso y vertiginoso del que se tenga memoria en toda la historia argentina… durante los años 2016 y 2017, Argentina fue el país que más deuda soberana contrajo en el mundo”. 

“No fue una operación de crédito como cualquiera de las que se conocieron en el país desde 1957. Al igual que todo el endeudamiento en dólares con fondos de inversión privados, este acuerdo también fue inédito…” “Más que un préstamo se trató de una monumental estafa. Ni uno solo de esos 45.000 millones de dólares quedaron en la Argentina, sin embargo no se conoce que el Poder Judicial haya procesado a ningún funcionario involucrado en esa operación”.

Se debe agregar que su Gobierno validó la deuda y para darle legitimidad al delito envió un proyecto de Ley al Congreso para que también reconociera la deuda. Qué más podían pedir los acreedores y los responsables de haber tomado semejante deuda que el gobierno de Fernández y el Congreso reconocieran la deuda y aceptaran pagarla como propia. Cómo podía actuar la Justicia si los otros poderes del Estado estaban siendo cómplices de la estafa.

Pero no sólo fueron cómplices. Evitaron que se investigue el destino de la fuga de divisas, qué empresas y empresarios se llevaron todos los dólares. Ante la iniciativa de un grupo de legisladores que pretendía investigar la deuda y la fuga, “para que la paguen los que la fugaron”, el Congreso impidió que se levante el secreto financiero, bancario, impositivo y bursátil. La complicidad con el crimen es total. El Congreso es una verdadera cueva de bandidos en la que no hay que tener la más mínima ilusión.

Es una vergüenza que ante semejante fraude contra la Nación y contra los oprimidos, que estamos pagando con sangre, se ponga por encima la “institucionalidad” como afirma Kirchner. Reivindicando que por encima de todo garantizó que el gobierno lograra su cometido. Que el Fondo y los fugadores se queden tranquilos. Reivindicar “el respeto a las instituciones constitucionales” para atentar contra la soberanía nacional es una canallada, el sometimiento completo al capital financiero.

Es fundamental mantener en alto la bandera del NO pago de la deuda externa, fraudulenta. Desconocimiento de todos los acuerdos y programas con el FMI.

El comercio exterior y la banca deben ser estatizados

El documento dice que “Sí nos parece fundamental discutir un sistema tributario simplificado … muy estricto en su cumplimiento con normas que aumenten la percepción de riesgo por elusión y evasión”.

Para terminar con el contrabando, con las subfacturaciones o sobrefacturaciones, el comercio exterior debe ser estatizado, junto con todos los puertos, con las vías navegables, especialmente el Paraná. Solamente con esta medida se aumentaría el volumen de divisas exportado, los impuestos y retenciones y el monopolio de todas las divisas, que no pueden estar en manos privadas.

El escándalo que menciona el documento sobre evasión y elusión, a través de la emblemática cerealera Vicentin llevada a cabo por Diaz y Forti SA, sucedió bajo su gobierno, que se negó a expropiar la empresa que realizó todo tipo de fraudes contra el Estado, sometiéndose a la presión de los pulpos exportadores.

Debemos terminar con el parasitismo bancario incorporando todos los bancos al sistema estatal, centralizado por el Banco Central. Las operaciones de fuga, lavado, evasión, narcotráfico, etc. no se pueden realizar sin el consurso de los grandes bancos.

Estas banderas que caracterizaron al nacionalismo burgués en otras épocas son abandonadas. No porque no tengan vigencia. ¡Son más vigentes que nunca! Sino porque demuestran el grado de capitulación, de sometimiento ante el capital financiero, ante las grandes corporaciones. No hay ninguna salida para los oprimidos detrás de los planteos de Cristina Kirchner que conserva la simpatía de un sector importante del activismo sindical, juvenil y del movimiento de mujeres.

La reforma laboral de Cristina Kirchner, al ataque nuevamente contra los docentes

El documento hace una concesión a quienes avanzan sobre los derechos laborales cuando dice que “Estas actualizaciones deben respetar los derechos conquistados por los trabajadores, pero también deben realizarse bajo el concepto de que una vez consagrados, los derechos acarrean obligaciones que deben cumplirse. De lo contrario, el ejercicio de un derecho sin el cumplimiento de sus obligaciones correlativas, no es mas ni menos que un privilegio”. El mismo discurso que la derecha. No menciona a quién se refiere, pero a renglón seguido se refiere nuevamente a los docentes: “También creemos que levantar la escuela pública de la que somos hijos significa pensar cuál es la razón entonces por la que parte de los sectores medios y medios bajos hacen un esfuerzo para enviar a sus hijos a escuelas de gestión privada para que tengan clases todos los días”.

Cristina Kirchner debiera conocer la política consciente de destrucción de la escuela pública, de dejar las escuelas sin refaccionar, sin vidrios, sin calefacción, sin los elementos indispensables. Con sueldos que alcanzan cada vez para menos, obligando a trabajar en dos o tres lugares o más para alcanzar una remuneración. En un marco de chicos que llegan mal alimentados, mal nutridos al aula, con todo tipo de carencias y víctimas de la violencia que se vive cotidianamente.

Con todo eso deben lidiar los docentes a los que trata de privilegiados que deben hacer un esfuerzo extraordinario para poder enfrentar todas las dificultades. Sus gobiernos fueron absolutamente incapaces de revertir las reformas neoliberales de la dictadura y de Menem que tienen gran responsabilidad en el estado actual de la Escuela.

(Nota de MASAS n°452)

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *