Junto a la desocupación, el hambre y la miseria crece de forma extraordinaria la riqueza del sector más concentrado del capital

Los datos de la barbarie:

Los diez hombres más ricos del mundo han duplicado con creces su fortuna, que ha pasado de 700.000 millones de dólares a 1,5 billones de dólares durante los primeros dos años de una pandemia que habría deteriorado los ingresos del 99 % de la humanidad y que ha empujado a la pobreza a más de 160 millones de personas más.

Estos diez hombres actualmente acumulan seis veces más riqueza que los 3.100 millones de personas en mayor situación de pobreza.

* Desde el inicio de la pandemia, los milmillonarios han aumentado su fortuna en 5 billones de dólares, más que en los últimos 14 años. Se trata del mayor incremento de la riqueza de los milmillonarios desde que se tienen registros.

* Los milmillonarios han tenido una pandemia de lujo. Los bancos centrales han inyectado billones de dólares en los mercados financieros para salvar la economía, y una gran parte ha acabado en los bolsillos de los milmillonarios, que se han aprovechado del auge de los mercados bursátiles.

* Cada 26 horas surge un nuevo milmillonario en el mundo, mientras la pobreza es responsable de la muerte de al menos una persona cada cuatro segundos.

* Solo durante la pandemia, el incremento de la concentración de los mercados amenaza con ser mayor en un año que durante los 15 años transcurridos entre 2000 y 2015.

Estos datos, tomados del informe publicado por Oxfam Internacional “Las desigualdades matan” y las declaraciones de su directora Bucher, muestran hasta dónde han madurado las condiciones para expropiar el gran capital y transformarlo en propiedad social para poder aplicarlo a resolver los problemas de la humanidad.

 

(nota de MASAS nº409)

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *