Recuperemos ATEN para los trabajadores – Votá al Frente Multicolor Bermellón Independientes

Este 23 de septiembre hay elecciones en ATEN, y se presenta el frente MULTICOLOR BERMELLÓN e INDEPENDIENTES que tiene posibilidades reales de recuperar el sindicato de las manos de la burocracia sindical. Esta elección se produce luego de tres años de conducción TEP, ya que la dirección actual impulsó una reforma del estatuto que alarga los años de conducción, de hecho el que gane esta vez, dirigirá por cuatro años. Esta reforma es un anhelo de la Celeste nacional (Maldonado-Baradel) y su versión local, el TEP, quienes buscan perpetuarse en el sindicato.

En el marco de la crisis económica y la pandemia del COVID 19, las burguesías y los gobiernos han aprovechado para flexibilizar las condiciones laborales. Los trabajadores de la educación de Neuquén no tuvimos recomposición salarial durante un año, y con la virtualidad se han flexibilizado nuestra jornada laboral. A esto se suma el detrimento de las condiciones laborales, cuyo punto máximo fue la explosión de Aguada San Roque donde tres trabajadores perdieron la vida producto de un crimen laboral. Allí se pudo ver claramente la alianza de la dirección TEP, cuando se negó a pedir la renuncia de la ministra de educación Storioni, haciendo de salvataje del MPN.

Tenemos una oportunidad histórica de recuperar los mejores métodos de ATEN, para poder organizar la lucha por las condiciones salariales, laborales y previsionales. Entre las que se destaca el avance de la reforma educativa en todos los niveles, que esta vez avanza de la mano del gobierno y el TEP. Por todas razones te llamamos a sumarte a la campaña y a votar al frente, sumándote como fiscal y haciendo un aporte económico para la campaña.

 

Recuperar el funcionamiento democrático

Las asambleas son el máximo órgano de funcionamiento de un sindicato, en ATEN han sido la posibilidad de sostener las condiciones laborales. Sin embargo, y con la excusa de la pandemia, la burocracia del TEP aprovechó para burocratizar el funcionamiento. Realizó encuentros virtuales, incluso cuando los docentes ya estábamos de forma presencial. Allí, cualquier posibilidad de democracia sindical estaba vedada, desde cómo arreglaban la lista de oradores (haciendo que María Isabel Granda cerrara siempre la lista), hasta dándole más tiempo a sus militantes que al resto, apagándote la cámara si ponías un cartel, entre muchas maniobras evidentes, como usar un sistema de votación en el cual no hay ninguna posibilidad de controlarlo. Con este mecanismo lograron imponer todas las votaciones. Por ello, es fundamental recuperar el funcionamiento presencial de las asambleas, donde todo sea controlado por las bases, desde la lista de oradores hasta las mociones. La burocracia le huye a la democracia directa porque es allí donde pierde el poder. Nuestra propuesta es habilitar todos los espacios de debate y resolución que permitan un funcionamiento democrático sindical como las asambleas, elección y reunión de delegados, reuniones por distrito, jornadas unificadas, entre otras. AFILIATE A ATEN!

 

Luchar contra la reforma educativa

La reforma educativa no es un tema nuevo entre la docencia, desde la provincialización de las escuelas nacionales, Neuquén viene batallando para intentar frenar todos los avances. En los últimos años el primer nivel que la aplicó fue terciaria, y recién ahora se ven las consecuencias de la pérdida de validez de los títulos y la dispersión de las carreras, como se puede observar en Bellas Artes o en la escuela de música. En el nivel medio esta reforma está impulsada por una mesa conjunta entre el gobierno del MPN y el TEP. Nos oponemos a la reforma por las siguientes razones:

– No es verdad que es una propuesta local, es la copia de la reforma de Nación y a su vez internacional, las modalidades son las mismas.

– Las escuelas nos veremos obligadas a elegir entre las modalidades y las direcciones de las escuelas deberán “acomodar” las horas.

– Hay un recorte de horas frente a curso de materias claves, como lengua y literatura en primer año.

– Un cambio de plan implica el cambio de las condiciones laborales de los docentes, solo los titulares tendrán prioridad, aunque también pueden quedar a disposición.

 

Por un sistema educativo único nacional, estatal y gratuito

El desarrollo de la educación privada en todos los niveles sería imposible si previamente no hubieran avanzado con el ataque a la educación pública, ahogándola presupuestariamente y buscando destruir nuestras condiciones de trabajo y estudio. Por eso decimos que ambas políticas, privatización y destrucción de la escuela pública, forman una unidad. Dentro del Frente que hemos conformado, la mayoría de las organizaciones que lo integran consideran que basta con defender la educación pública, o como mucho, plantear el quite de subsidios a algunas escuelas privadas. Desde la Púrpura, en cambio, defendemos el programa de renacionalización de toda la educación y de poner fin con toda forma de educación privada, poniendo en pie un sistema único nacional de educación, estatal, público y gratuito.

 

En defensa del sindicato único

El sindicato es nuestra herramienta más elemental de lucha y defensa de nuestras condiciones de vida, contra los ataques permanentes de los patrones, en nuestro caso el Estado burgués. El papel del sindicato es defender los intereses del conjunto de los trabajadores, más allá de las diferencias políticas que cada sector pueda tener. Nuestra unidad hace a la fuerza y por eso quienes nos gobiernan siempre intentan dividirnos. Nuestro sindicato único y la cantidad de afiliados es prácticamente una excepción en el país, en muchas provincias hay más de un sindicato, debilitando la lucha. Desde la Púrpura planteamos que ATEN tiene que ser un sindicato de todos los docentes, incluyendo también a los de las escuelas privadas, y más aún, no solo de los docentes, sino de todos los trabajadores de la educación. Por eso consideramos que es fundamental debatir la reincorporación de los auxiliares.

 

Salario mínimo igual a la canasta familiar ($110.000) por un cargo

Los trabajadores sabemos perfectamente lo que cuesta vivir y por eso tenemos que exigir como salario mínimo lo que cuesta la canasta familiar. Este planteo está presente entre los afiliados a ATEN, producto de la influencia de las corrientes que vienen del trotskismo. La consigna del salario mínimo vital y móvil igual al costo de la canasta familiar no es una consigna socialista. Dicha consigna concentra la defensa de las condiciones materiales de los oprimidos, no sólo para comer sino para vivir.

En el año 2006, se logró incorporar este debate en la esfera pública, en ese momento alcanzaba los $2800. En aquél entonces se debatía en la base que era imprescindible saber cuánto se necesitaba para vivir. Las cifras oficiales no incluían cuestiones como el alquiler, los servicios, el transporte o la vestimenta. Así fue cuando docentes del CPEM 34 decidieron tomar contacto con el hospital Bouquet Roldán. Se les pidió a los trabajadores de la salud y nutricionistas que elaboraran una grilla con las necesidades alimenticias de una familia tipo. Luego comenzó un trabajo de difusión hacia la comunidad educativa con volanteadas en los semáforos y en las escuelas. A la conducción de ese momento (la misma que ahora) le generaba rechazo, sin embargo no pudo oponerse porque la base la había tomado. Tan así fue que en el 2007, lucha en la que asesinaron al compañero Carlos Fuentealba, el pliego era por un salario igual al costo de la canasta familiar.

Llamamos a las bases a retomar la lucha por un salario igual al costo de la canasta familiar no menor a $110.000, a no renunciar a las conquistas como la indexación de acuerdo a la inflación.

 

En defensa de la educación presencial vinculada a la producción social

La imposición de la educación a distancia es un viejo anhelo de la burguesía a nivel mundial, como parte del plan de destrucción de la educación pública y fomento de la educación privada. La educación a distancia es un crimen pedagógico, no solo porque excluye a los estudiantes que no poseen los medios tecnológicos y habitacionales, sino que además profundiza el carácter repetitivo y alienante de la educación burguesa.

Nuestro rechazo a la educación a distancia no debe confundirse con una reivindicación de la educación burguesa totalmente desvinculada de la producción social en la que se intensifica la división del trabajo entre teoría y práctica, entre actividad manual e intelectual. Se trata, sí, de defender el carácter presencial de la educación. Tras los argumentos de quienes defienden que las nuevas tecnologías permiten una transformación de la educación, verificamos que ésta ha servido para separar aún más la enseñanza de la producción social, volviéndola aún más mecánica, decorativa y controlada ideológicamente. Enfrentamos el avance de la educación a distancia así como a la vieja escuela burguesa bajo la perspectiva de una nueva educación vinculada a la producción social, producto de una nueva sociedad sin explotados ni explotadores, la sociedad comunista.

 

Por un sistema único de salud estatal y gratuito

En la Argentina y en todo el mundo la clase dominante mostró su total descomposición e incapacidad para manejar la pandemia y cuidar la salud de la población. Sucede que no hay forma de enfrentar la pandemia si no se toman las medidas necesarias, y esas medidas entran en directa contradicción con la gran propiedad privada capitalista. Las Obras Sociales y la Medicina Prepaga, como grandes favorecidas de la pandemia, se desentendieron lo que pudieron de cubrir los tratamientos o diagnosticarlos tempranamente. Utilizaron la situación para engordar aún más sus suculentas ganancias a costa de miles de afiliados desamparados. Al comienzo de la pandemia Fernández planteó la necesidad de “centralizar” el sistema de salud, en menos de 24 horas cedió a la presión de empresarios y burócratas y no volvió a mencionar el asunto. Unos meses más tarde Kicillof utilizó fondos de IOMA para subsidiar a las clínicas privadas. Los trabajadores no podemos dejarnos engañar por la retórica rimbombante de los peronistas, detrás de sus palabras se esconde siempre la impotencia y caducidad de la clase dominante.

La clase obrera tiene un programa preciso para defender la salud de toda la población: la salud no puede ser un negocio ni una prebenda. Es necesario y urgente renacionalizar todo el sistema, expropiando sin pago y estatizando todas las clínicas, hospitales y laboratorios privados, terminar con el sistema de Obras Sociales, poniendo en pié un sistema único nacional, estatal y gratuito de salud.

 

El lugar de la Púrpura en el frente

Hace 3 años, y a diferencia de algunas organizaciones opositoras, nosotras no celebramos el resultado de las elecciones. Perdimos la dirección de un conjunto de seccionales, entre ellas la Capital, y supimos que esto significaría un duro golpe para todos los trabajadores de la educación y también para el resto de los trabajadores en la provincia y en el país que nos veían como una referencia. Bien pronto hicimos el balance y comprendimos que esto no podía repetirse, que nuestra principal responsabilidad en todo el período posterior era batallar por la unidad de la oposición para impedir que la burocracia continuara con su plan de destruir la democracia sindical que siempre ha caracterizado a nuestro sindicato.

En la Agrupación Púrpura debatimos y resolvimos poner nuestras mayores energías en garantizar la formación de un frente unitario de toda la oposición a la burocracia. Y lo hicimos con hechos: en la Capital por ejemplo, convencidas de que nos corresponde ocupar uno de los primeros lugares por el papel que hemos tenido, lo cedimos, quedando en el quinto puesto. Lo decimos con el orgullo de saber que esta difícil decisión fue una parte central para alcanzar el acuerdo del frente.

 

¿Frente electoral o dirección sindical?

Una de nuestras mayores preocupaciones es que no alcanza con hacer acuerdos repartiendo cargos para una elección y luego cada cual haga lo que le venga en gana. No queremos repetir la experiencia del FURA. Los planteos de llevar todas las posiciones a las asambleas diluyen a la dirección política y se ha demostrado que lleva a la base a experiencias frustrantes. Estamos convencidas de que las comisiones directivas tienen que funcionar efectivamente como una dirección, votando las resoluciones por mayoría y minoría. Y que luego dichas posturas sean llevadas a asambleas. Además, desde nuestra agrupación hemos hecho un conjunto de propuestas y pondremos todo nuestro empeño en garantizar que el método que hemos utilizado para la construcción del frente, con plenarios abiertos periódicos, debatiendo fraternalmente y asumiendo compromisos por todos los integrantes, continúe con firmeza luego de las elecciones.

 

Rendición periódica y pública de los fondos sindicales

La burocracia sindical se caracteriza entre otras cuestiones por el uso discrecional de los recursos materiales del sindicato para su propio beneficio, individualmente o de su grupo sindical o político. No rinden ni pueden rendir cuentas de la utilización de los fondos sindicales.

Los activistas, delegados y dirigentes clasistas nos diferenciamos completamente de estas prácticas. Todos los recursos deben ser utilizados para la actividad del sindicato de conjunto, que incluye a trabajadores de todas las ideas políticas o religiosas. No queremos decir que los clasistas debemos ser mártires. Queremos decir que la responsabilidad de ser delegado o dirigente no debe generar ni el más mínimo privilegio individual, para su agrupación o partido.

La guía siempre debe ser cuidar todos los bienes porque son para la lucha. Las finanzas deben ser cuidadas celosamente como si fueran un futuro fondo de huelga, como para poder resistir en las condiciones más difíciles, la mayor cantidad de tiempo. Tal como lo hicimos cuando fuimos dirección de ATEN capital que dejamos un millón y medio de pesos para el fondo de huelga. Por ello, es fundamental que haya una rendición pública de todos los gastos de cada seccional sean rendidos periódicamente de una forma que sea accesible para que todos los trabajadores sepan en qué se ha gastado el dinero.

 

Bono para la campaña

Nuestra campaña política se sostiene exclusivamente en el aporte económico que cada activista, cada militante, hace de su propio bolsillo. De allí salen todos los dineros para hacer frente a los gastos de impresiones, nafta, etc. Para nosotras es un principio fundamental no recibir ningún dinero de los empresarios, ni del Estado burgués, porque es la única forma de mantener nuestra independencia política, de no responder a ningún interés que sea ajeno al del conjunto de los trabajadores. Por eso hemos propuesto al Frente la realización de un Bono de $200 para que todo aquel que esté de acuerdo con nuestra política pueda contribuir también a sostenerla económicamente.

 

(Nota de MASAS nº400)

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *