La respuesta ante “los problemas de seguridad”

Quienes robaron y saquearon la economía deben estar tras las rejas, sus patrimonios deben ser expropiados. Ellos son algunos de los principales responsables de la crisis social que se vive. Pero ninguno de ellos es condenado. Ninguno de ellos va a prisión. Aunque haya miles de pruebas. Las prisiones están hechas para los pobres que reciben triple castigo. Los que se robaron el país gozan de la impunidad que les brinda su Justicia y la complicidad de los gobiernos y los congresos.

No hace falta rebajar la edad de imputabilidad para poder juzgarlos y condenarlos, lo que hace falta en una justicia de otra clase para que paguen por sus crímenes.

Los llamados problemas de seguridad en los barrios son la consecuencia de décadas de destrucción del trabajo genuino, del crecimiento de la pobreza y la miseria que descompone la sociedad.

¿Cómo se resuelve? Con puestos de trabajo para millones, puestos genuinos remunerados como corresponde. Así se resuelve. La incapacidad de la burguesía para resolver las causas hace que una y otra vez busque las balas, la persecución, la estigmatización de los pobres para dar la idea de que combate la inseguridad. Los politiqueros burgueses compiten en campaña para mostrar quién es el más duro para combatir a los miserables.

No desconocemos el crecimiento del narcotráfico y su rol criminal, para combatirlo hay que empezar por los bancos, los grandes empresarios que manejan fortunas en este rubro que les permite comprar jueces, políticos, funcionarios policiales, etc. ¿Cuándo veremos a algunos de estos peces gordos tras las rejas? Combatir el narcotráfico significa terminar con sus cabezas. Cualquier otra cosa es pura hipocresía para seguir llenando las cárceles de perejiles y metiendo bala a los jóvenes en los barrios.

 

(nota de MASAS nº402)

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *