Viva la organización de las compañeras contra la violencia hacia las mujeres

El 12 de agosto, 10 compañeras de la Escuela Especial N° 1, tuvieron el valor de denunciar en el juzgado laboral, a dos de sus directivos por el maltrato y la violencia de género que éstos ejercían sistemáticamente. Desde ese momento el hostigamiento y la persecución hacia ellas fue en aumento, tanto por parte del equipo directivo, como de la supervisora. La gravedad de este hecho es que estos directivos son apañados por el Consejo Provincial de Educación (CPE) y por el TEP. Tanta es la protección que, el 1 de octubre el CPE sancionó la resolución 831/21, ante la medida cautelar del juez para que dar respuesta al pedido de las docentes. En esta resolución se inicia una prevención sumaria tanto a los denunciados, como a las 10 compañeras que denunciaron. De esta manera se iguala en responsabilidad y todos pueden ser sancionados. Al día de hoy, el TEP sigue sin pronunciarse para que no sancionen a las docentes.

Esta situación se enmarca en una clara persecución a la oposición que puede dar la lucha contra la reforma laboral que impulsa el Gobierno y el TEP, como la que contiene la resolución 1256/17 y el anteproyecto de inclusión. La persecución y sanción a quienes se manifiestan opositores es una política que profundizó tanto el Gobierno como el TEP. No son pocos quienes sufren estas prácticas.

Las compañeras continúan firmes, exigiendo que se derogue la 831/21 y se separe del cargo a ambos directivos. Basta de persecución a las compañeras de la Escuela Especial N°1 ¡No están solas!

Derogación de la resolución 831/21. Separación del cargo de los dos directivos. No a la reforma laboral. No a la persecución de la oposición.

 

(Nota de MASAS nº404)

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *