El ataque a la educación NO es solo de Milei

En febrero de este año Cristina Kirchner publicó una carta autorreferencial, donde hacía loas de sus años de gobierno en los inicios del siglo XXI. Allí en sus últimas páginas, se refirió a los PAROS docentes como el problema casi central de la educación nacional. En su última aparición pública en Quilmes vuelve sobre aquel eje epistolar, dejando en claro que, según su perspectiva, los problemas educativos son responsabilidad exclusiva de los docentes.

En su primera alocución refiere a su nefasta idea de “rediscutir todo eso, sobre todo primaria y sobre todo secundaria. Yo quise tal vez entablar una discusión allá por el 1° de marzo 2012 y me sacaron a los bolsazos”, recordemos: palabras más, palabras menos definía “los docentes tienen tres meses de vacaciones”. En este sentido recordaba que en esos años se intentó hablar con los “muchachos” ¿se refiere a la burocracia?, Baradel, Yaski…pero no menciona nombres.

En el acto reciente en Quilmes, las cosas se ponen mucho peor de lo que podemos imaginar, donde exacerba todos preceptos del pensamiento burgués: “Me atrevo a decir que si tuviéramos una educación pública primaria y secundaria como la que yo tuve…tenía clase todos los días. Que no va, que no alcanza con eso. Pero no saben cómo ayuda, no saben cómo ayuda. Creo que tenemos que comenzar a discutir estas cosas”. Y continúa: “Yo escuchaba el otro día al gobernador, creo que de Santa Fe, que dijo cuando se hizo cargo que tenía un problema porque tenía un 23, 25% de los recursos que destinaba a los salarios docentes, al sector docente que estaba pagando y que no concurrían por suplencias, por licencias, por lo que hay que discutir enserio. Porque los recursos son escasos y tenemos que hacerlos valer”.

¡Solo le faltó decir que los SALARIOS generaran inflación! Como sabemos la conciliación de clases es la política del peronismo, quizás por ello las apelaciones de Kirchner son en un solo sentido: “hacia la casta docente”. Pero se olvida de varios “ítems” que podemos refrescarle.

Primero la burocracia sindical de la CTERA, que fue funcional en todos sus mandatos donde no enfrentó PAROS, que tanto le preocupan, con excepción del alzamiento docente en Jujuy, que lo aplacaron con la burocracia de CTERA. Segundo, los salarios docentes que condenan al doble turno. Tercero, las condiciones de infraestructura que se cobró la vida de docentes en Neuquén y Buenos Aires, durante su vicepresidencia. Cuarto, los niveles de pobreza de la juventud y las infancias, cerca de 6 de cada 10 estaban en dicha condición durante el gobierno del Frente de Todos.

Y por supuesto no aborda el problema fundamental y es que la economía de un país en decadencia cada vez más semicolonial, de entrega de recursos, y de desindustrialización NO puede tener un sistema educativo cuya prioridad sea enseñar. Por eso su gobierno fue parte de la aplicación de las reformas educativas. La burguesía en su etapa de decadencia no está dispuesta a sostener el sistema educativo argentino público.

Es muy claro por todo lo expresado, que Cristina Fernández de Kirchner, al igual que Massa o Fernández, no tienen ningún interés en llamar a la lucha popular para derrotar a Milei, no hay la menor referencia a las centrales sindicales para organizar la HUELGA GENERAL y un plan de lucha nacional. Por ello los sectores ocupados y desocupados, debemos luchar en las calles para defender la educación pública con nuestros propios métodos de acción directa para derribar a los gobiernos patronales y construir un Estado proletario.

(Nota de MASAS n°456)

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *