No a los tarifazos

En distintos puntos del país se empiezan a producir movilizaciones contra los tarifazos impagables de los servicios. Este es el camino para derrotar la política de Milei y las grandes corporaciones monopólicas que tienen piedra libre para cobrar lo que se les antoja. Pero el gobierno viene postergando algunos tarifazos y el aumento del transporte en Buenos Aires porque sabe que pueden detonar una gran movilización popular de rechazo.

Rechazo a los aumentos registrados en las últimas semanas en electricidad

En Metán, Salta; en San Rafael, Mendoza; y días antes vecinos y comerciantes salieron a las calles en Pinamar, Buenos Aires. Acciones en San Salvador de Jujuy y también en Quimilí, Santiago del Estero, en donde hubo quema de gomas frente a la empresa responsable de la prestación del servicio.

El viernes a la noche, en el centro comercial Kilómetro Cero, en Mendoza, un nutrido grupo de comerciantes y vecinos, organizados en la “Multisectorial San Rafael”, quemaron boletas de electricidad que tuvieron un incremento importante. Tras una asamblea, la multisectorial lanzó una juntada de firmas en planillas para pedir al gobernador Alfredo Cornejo que retrotraiga los aumentos en luz, agua, gas, internet y telefonía celular. 

Tres semanas antes, en Mendoza Capital un destacado grupo de vecinos protesta, también con la quema de facturas, en las puertas de las firmas prestadoras de los servicios de agua y luz, Aysam y Edemsa, para visibilizar su malestar.

Comerciantes de la ciudad de Metán, sur de Salta, protestaron el 25 de mayo en contra del tarifazo de la energía eléctrica instalando una carpa en el Paseo de la Estación, con las consignas “Necesitamos trabajar, basta de tarifazos” y “Metán repudia el tarifazo de Edesa”. El 27 de abril, cámaras de comerciantes y pequeñas empresas realizaron un “apagonazo”, entre las 20 y las 20.15, en la capital de Salta, y en otras ciudades, como en Metán y en Tartagal, también para reclamar por las subas en la tarifa de la luz.

El tarifazo también se hizo sentir en Pinamar. Vecinos y pequeños comerciantes se concentraron en las puertas de la Cooperativa de Agua y Luz de Pinamar (CALP) para protestar por la suba de ambos servicios. Denunciaron que los incrementos van del 100% al 300% y mostraron boletas de más de $150.000 que llegaron a casas particulares y de un millón de pesos para comerciantes.

En las últimas semanas también las calles de San Salvador de Jujuy fueron caja de resonancia del malestar vecinal en contra de los aumentos en los servicios. La protesta, que contó con la adhesión de numerosos vecinos, comerciantes y referentes de pequeñas empresas, arrancó en la Plaza de los Inmigrantes y desde allí la columna se dirigió hasta las oficinas de la Superintendencia de Servicios Públicos de la Provincia y luego hasta la Empresa Jujeña de Energía, para cerrar con una radio abierta en la Plaza Belgrano.

(nota de MASAS n°458)

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *