Querida Norita, ejemplo de lucha y compromiso, símbolo de las Madres, ¡Hasta la Victoria, Siempre!

Enfrentó todos los gobiernos de forma inclaudicable. Estuvo en todos los conflictos, en todas las luchas, incansable, llevando su solidaridad, su militancia, denunciando todos los atropellos. Falleció a los 94 años.

Ella que siempre dijo que era ama de casa, que acompañaba las actividades de su hijo y le decía que tenga cuidado, le preguntaba por qué hacía tanto. Su hijo desaparecido, Gustavo, militaba en la Villa 31 con el Padre Mujica. Como todas las Madres, fue mucho más más allá de sus temores, de sus miedos, para buscar a su hijo y todos los hijos, enfrentando la peor dictadura. Siempre ocupó un lugar de resistencia.

Su fallecimiento no nos hace olvidar la ruptura traumática de Madres “Línea Fundadora”, las diferencias que separaban a ambas organizaciones, alrededor de las indemnizaciones a los familiares de los detenidos desaparecidos por parte del Estado. En esa polémica nos ubicamos junto a Hebe.

Como también criticamos en su momento a la enorme Hebe por haber sido cooptada por el Kirchnerismo, abandonando la resistencia diciendo que había un gobierno popular en la Rosada, apoyando al gobierno contra los petroleros de Las Heras, o a Milani.

Norita estaba donde había que estar. Siempre. Todos los días de su vida. A cualquier hora. Luchó incansablemente por el castigo a todos los genocidas. Y denunció a todos los gobiernos que se negaron a abrir los archivos desde el 74 al 83 para poder avanzar en los juicios, para poder conocer qué pasó con todos los asesinados y desaparecidos, con los niños apropiados que aun no recuperaron su identidad. Recorrió el país y el mundo con sus denuncias.

También denunció que la Iglesia fue partícipe del terrorismo de Estado. Que la Iglesia también tiene archivos y debe abrirlos completamente. Todos los jueves en la Ronda hacía hincapié en la apertura de los archivos de la dictadura, demostrando el grado de complicidad de todos los gobiernos de la democracia con la dictadura genocida.

Denunció la contaminación, la entrega del río Paraná. Decía que tendríamos que alquilar un barco y navegar por todo el río Paraná denunciando la entrega. Tuvo un papel de referencia en el extraordinario movimiento de Mujeres.

Te despedimos con el compromiso de mantener en alto tus banderas, de hacer Justicia por nuestros 30 mil compañeros detenidos desaparecidos, acabando con el capitalismo.

(nota de MASAS n°458)

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *