Aníbal Fernández puso inmediatamente sus habilidades represivas en acción

A poco de asumir el nuevo ministro de Seguridad, que mentía públicamente diciendo que tenía “cero heridos y muertos” en sus gestiones anteriores, intervino con un operativo de la Policía Federal sobre una protesta de la agrupación Ferroviarios en Lucha que reclamaba por la reincorporación de trabajadores a sus puestos, que intentaba cortar el paso del tren Roca a la altura de la estación Kosteki y Santillán.

Dice Fernández con cinismo que “estos temas deben solucionarse a través del diálogo”. Si los trabajadores toman estas medidas es porque no existe ningún diálogo, porque no hay forma de resolver los problemas de otra forma.

La solución es simple: reincorporar a los trabajadores. Cuando un gobierno no puede dar respuesta a los reclamos más elementales de los trabajadores recurre a la represión.

 

(nota de MASAS nº402)

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *