Condena a directivos de Ford por secuestro y tortura de 24 trabajadores

La Cámara de Casación de la Nación confirmó una condena histórica en materia de derechos humanos. Los exdirectivos de Ford en General Pacheco, Pedro Müller y Héctor Francisco Jesús Sibillia, cumplirán penas de 10 y 12 años de prisión por colaborar directamente en el secuestro y la tortura de 24 trabajadores de la empresa automotriz durante la última dictadura.

Adolfo Sánchez fue chupado por un grupo de tareas, fue secuestrado, también se llevaron a Pastor José Murua, Carlos Chitarrone y Juan Carlos Amoroso, otros delegados de Ford. Ellos habían sido torturados por los militares en uno de los famosos quinchos de la planta de Pacheco.

Tardó 42 años la “justicia” desde de su secuestro. El 11 de diciembre del 2018 fueron condenados Müller y Sibilla, junto al poderoso comandante de Institutos Militares Santiago Omar Riveros.

Es realmente una gran conquista haber logrado esta condena, a civiles que actuaron mancomunadamente con los represores, dándoles instrucciones, y a la propia empresa, pero es el primer paso. Deberá expropiarse Ford y todas las multinacionales y grandes capitalistas que ordenaron la represión y el golpe, para poder poner esas empresas al servicio de las necesidades nacionales. Condenar a la jerarquía eclesiástica que bendijo la represión, a los partidos políticos e ideólogos de la represión, a los burócratas que marcaron a los activistas, a todo ese entramado criminal de la dictadura capitalista.

 

(nota de MASAS nº403)

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *