Bolivia: Los sectores están buscando satisfacer sus necesidades inmediatas

URGE LA NECESIDAD DE GENERALIZAR Y UNIFICAR LAS MOVILIZACIONES PARA LOGRAR LA VICTORIA, EN EL CAMINO SURGE LA NECESIDAD DE EXPULSAR A LA BUROCRACIA SINDICAL

La incorporación de los sectores a la movilización como consecuencia de la agudización del malestar social que emerge como consecuencia de los efectos de la crisis económica, es un proceso que se desarrolla siguiendo ritmos diferentes según las particularidades de los mismos. Es preciso partir de una clara percepción objetiva de esta realidad, de ver cuánto han avanzado las masas en el desarrollo de su movilización y qué obstáculos encuentran en su camino.

En el sector proletario, son los fabriles dependientes de la empresa privada quienes se están incorporando más rápidamente a la movilización debido a que están sufriendo más directamente los efectos de la crisis económica que está provocando el cierre de empresas, despidos masivos; cuyo fantasma ronda cotidianamente en las fábricas, la reducción de sueldos y salarios, el no pago de salarios, la no liquidación de los beneficios sociales, etc.; contrariamente, en el sector estatal principalmente en la minería, los trabajadores mantienen sueldos relativamente altos debido a la extraordinaria subida de los precios de los minerales y porque el gobierno los tiene embobados con la promesa del despegue económico del sector; encontramos un proletariado conservador ejerciendo un franco colaboracionismo de clase con el Estado burgués y con los gobiernos de turno.

Los sectores en conflicto están viviendo sus experiencias acudiendo primero a los recursos legales. En muchos casos los jueces han emitido fallos favorables ordenando la reincorporación de los despedidos a sus fuentes de trabajo, fallos que la patronal no acata con la complicidad del gobierno, otras veces han caído en la trampa de las llamadas empresas sociales cargando con las deudas de los empresarios quebrados y no pueden arrancar con la producción por falta de capitales de inversión, de mercados favorables y frecuentemente caen víctimas de dirigentes y abogados corrompidos que urden negocios a espaldas de las bases.

Al no encontrar soluciones efectivas en los tribunales de justicia, ahora –inducidos por sus direcciones burocratizadas- se encaminan a buscar auxilio en el parlamento y hacen antesala en los ministerios; si antes se movilizaban hacia Sucre para presionar al Poder Judicial, ahora lo hacen hacia La Paz, subordinando sus movilizaciones a las ilusiones legales o parlamentarias. En este trajín siguen aferrados al chaleco de sus dirigentes que han dado mil muestras de sus traiciones y de su servilismo a los gobiernos de turno.

(POR Bolivia – MASAS nº2687)

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *