La izquieda centrista y su voto por los candidatos burgueses y pequeñoburgueses

El abandono del marxismo ocasiona graves obstáculos a la lucha revolucionaria, potenciando los prejuicios a la izquierda entre los trabajadores. Así, el FIT-U dificulta la ardua tarea de ganar a las masas a las ideas revolucionarias.

Sabido es que la mayoría de las corrientes centristas han llamado a votar por Fernando Haddad en Brasil, o por Boric en Chile, o Castillo en Perú, en nombre de impedir el triunfo de la derecha o de ultraderecha (Bolsonaro, Kast, Fujimori). Con esta justificación han votado a candidatos burgueses o pequeñoburgueses que defienden el régimen de la gran propiedad privada de los medios de producción.

El periodismo empieza a correr a los centristas argentinos del FIT exigiéndoles que definan el voto por el peronismo para impedir que gane la derecha nuevamente, argumentando que la diferencia de votos puede ser mínima y que la “izquierda” puede ser responsable de impedirlo. En caso no lo hagan los acusarán de socios de la derecha.

Los revolucionarios no nos dejamos atrapar por esas extorsiones, levantamos como un principio que nunca votamos programas y candidatos ajenos a la política de la clase obrera. No votamos ni por Haddad, ni Boric, ni Castillo, ni Evo. Ni votaremos por Lula. Todo el tiempo combatimos las ilusiones en la democracia burguesa, en sus instituciones y llamamos a los oprimidos a confiar en sus métodos de acción directa, en su propia organización y en su estrategia política de gobierno obrero-campesino, de todos los oprimidos de la ciudad y el campo, de dictadura y revolución proletarias.

 

(nota de MASAS nº413)

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *