Vamos por un único Encuentro a debatir cómo enfrentamos la política de ajuste

Rechazamos la política divisionista de Encuentro de Mujeres

El Encuentro Nacional de Mujeres se realizó durante 34 años continuos, en Argentina, transformándose en un encuentro inédito a nivel internacional. Cada año fue aumentando en su participación y debates políticos sobre las principales problemáticas que padecemos las mujeres. Entre las principales luchas que se gestaron en el Encuentro se destacan la legalización del aborto y las luchas contra la violencia intrafamiliar y en el ámbito laboral.

El Encuentro número 35, planificado para el 2020 quedó suspendido, producto de la política burguesa de aislamiento social frente a la pandemia. Este año se llevará a cabo el Encuentro pospuesto. Pero, por primera vez en su historia, nos encontramos con dos convocatorias. Una que es convocada para octubre bajo la denominación de Encuentro Plurinacional y la otra para noviembre.

Repudiamos las posiciones divisionistas del Encuentro, no hay motivo alguno para dividirlo. En un contexto de agudización de la crisis capitalista que se traduce en mayor opresión y padecimientos para las mujeres doblemente oprimidas es criminal llevar adelante una política divisionista del movimiento. El encuentro ha demostrado en los talleres ser un espacio de confluencia de las mujeres oprimidas, permeable al debate de ideas. Se trata de un movimiento que se ha posicionado contra el pago de la deuda externa, que ha señalado la responsabilidad del Estado frente a los hechos de violencia y trata de personas y que ha impuesto al Senado la legalización del aborto.

Somos conscientes que la dirección política del Encuentro está concentrada en organizaciones como el PCR, abiertamente colaboradoras de clase, hoy en alianza con el peronismo. Damos lucha política al feminismo burgués, que nada tiene que ver con las necesidades de las mujeres trabajadoras y precarizadas que asisten al Encuentro. La lucha política contra todas estas corrientes no se resuelve dividiendo en el Encuentro, por el contrario, la división solo abona a debilitar al movimiento de mujeres.

El movimiento de mujeres necesita debatir en forma unitaria un plan de lucha para enfrentar el enorme ajuste que estamos atravesando. Llamamos a las multisectoriales de Mujeres, los sindicatos, Centros de Estudiantes, organizaciones feministas a posicionarse por la unidad del Encuentro, que organice un plan de lucha por todas nuestras demandas.

 

(nota de MASAS nº414)

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *