La Corte Suprema tiene quién la defienda

La AmCham, que nuclea empresas norteamericanas en el país, manifestó su preocupación y rechazo por el proyecto para ampliar la cantidad de miembros de la Corte Suprema que votó el Senado y abogó por la “independencia” de la Justicia.

La cámara empresaria sostuvo que “la independencia del poder judicial es una característica propia de todo país republicano, un requisito indispensable para la  vida en sociedad, en la cual sus integrantes tienen derechos y obligaciones”. “Cabe preguntarnos si la solución de los problemas actuales (de la Justicia) es triplicando o quintuplicando su número de miembros”.

“… nos parece excesivo tener tantos procesos de cambio en los 2 organismos”, en relación a las modificaciones de la Corte Suprema y del Consejo de la Magistratura.

La Amcham afirmó que “hoy nuestro principal desafío es fortalecer la calidad institucional y respetar el principio de división de poderes”.

Pedido para los senadores: “Solicitamos a todos los senadores que evalúen con profundidad estos fundamentos, en la búsqueda de construir instituciones sólidas y sustentables, dentro de un modelo republicano de gobierno y generando las condiciones para el desarrollo integral de nuestra sociedad”.

Las multinacionales ya no tienen el más mínimo cuidado en intervenir políticamente y “aconsejar” a los senadores. El sector más antinacional y antidemocrático indica cómo deben ser las instituciones. Y los medios de comunicación y buena parte de la politiquería se suma a coro repitiendo los mismos argumentos.

No olvidamos que estuvieron detrás de todos los golpes militares, de la mayor represión contra el movimiento obrero y la juventud. Su poder se ejerce a través del control que tienen de la Justicia colonizada y sus grandes medios de comunicación.

Juntos por el Cambio rechazó la iniciativa que se discute en el Senado y acusó al Gobierno de impulsar «ataques a la Justicia» … genera «un distanciamiento de las instituciones de los verdaderos problemas que padecemos los argentinos». “Hablan de la paz y declaran la guerra a las instituciones de la Republica”, dijo la presidenta del Pro Patricia Bullrich.

La Corte les garantiza total impunidad para sus crímenes por eso no quieren que se modifique nada. La propuesta del Frente de Todos de ampliar la cantidad de jueces de 4 a 15 no democratizará la Corte que seguirá siendo la cabeza de la Justicia burguesa que garantiza la impunidad de conjunto a la burguesía.

No hay cómo reformar a la Justicia, la Corte es la parte más oligárquica de la dictadura del capital que deberá ser barrida por una revolución social que termine con su poder. La Justicia es uno de los últimos garantes del régimen de gran propiedad, de la corrupción empresarial, el saqueo del país y de la represión contra los que se rebelan.

(nota de MASAS nº424)

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *