El precio del pan puede subir fuertemente

Los panaderos denuncian que el kilo de pan podría saltar de $360 a $500 ya que los molinos no entregan las bolsas de harina a precio subsidiado en tiempo y forma. El sector oficializará ya un incremento de pan de $360 a $430. Un pan dulce artesanal podrá costar $3.500 a fin de año. Explican que es producto de las subas en la materia prima, combustibles y repuestos para las máquinas.

El acuerdo para sostener el precio vence el próximo 31 de diciembre y las empresas hacen fuerte presión para que no se extienda. Dicen que la Secretaría de Comercio está paralizada, que los funcionarios de Comercio no dan respuesta y cortan el diálogo.

Esta situación se repite permanentemente. Demuestra que alimentos vitales no pueden quedar en manos privadas que manejan el abastecimiento y los precios como quieren. El Estado debiera asegurar la provisión total de harinas para la producción de pan y de pastas, en cantidad y calidad suficientes y al precio que permita sostener la capacidad de consumo popular. Esto significaría un golpe a la especulación y el parasitismo.

Este gobierno no puede hacerlo porque defiende el interés de los grandes capitalistas, los del campo y los de los molinos, en contra del interés de la mayoría. No garantiza ni pan, ni trabajo, ni techo, ni salario y jubilaciones para la gran mayoría.

(nota de MASAS nº425)

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *