El G7 reafirma sus amenazas y también su incapacidad para revertir la extraordinaria crisis que se vive

El G7 es el grupo que incluye a las 7 economías capitalistas más desarrolladas, Gran Bretaña, Francia, Italia, Alemania, Japón, Canadá y EE.UU. La reunión realizada esta vez en Italia finalizó el 14 de junio y contó con la presencia de varios países invitados. Sus extensos documentos muestran su voluntad de imponer su orden mundial unilateral, basado en sus reglas, para garantizar su opresión. Reafirma el agravamiento de la guerra comercial y también bélica.

Esa alianza configura el mayor peligro para la humanidad, es el enemigo a derrotar.

Sus principales líderes vienen de ser derrotados electoralmente en Francia y Alemania, Biden también tiene altas posibilidades de ser derrotado en las próximas elecciones.

• Apoyo a Ucrania, decisión de apoderarse de la renta de los fondos incautados a Rusia para entregárselos a Ucrania. G7 aprueba un préstamo de 50.000 millones de dólares respaldado por esos activos rusos.

• Advierte a China, Irán y todos los países y empresas que suministren armas o tecnología o insumos a Rusia para producir armas.

• Advirtieron acciones contra las entidades financieras chinas que ayudaron a Rusia a obtener armas en su guerra contra Ucrania.

• Advertencia a Venezuela ante las elecciones del 27 de julio exigiéndole “elecciones limpias” con observación europea.

• Mencionan las prácticas comerciales “injustas” de Beijing, “que afectan a trabajadores e industrias en Occidente” para justificar las sanciones y elevar los aranceles de importación. El G7 se compromete a tomar medidas contra lo que consideran prácticas comerciales inequitativas e incorrectas. Destacan sus preocupaciones en torno al exceso de capacidad industrial de Beijing que, sostienen, está distorsionando sus mercados.

• Hipócritamente se refirieron a la “Guerra en Gaza” y pidieron al grupo palestino islamista Hamás aceptar el alto el fuego y a Israel limitar escalada en Rafah. Sin condenar el genocidio que está ejecutando. Todas las potencias apoyan a Israel.

• Advierten a Irán que responderán “de forma rápida y coordinada, incluso con medidas nuevas e importantes” si Teherán sigue apoyando a Rusia en la guerra de Ucrania con “misiles balísticos y tecnología relacionada” y “exigen” que “ponga fin a sus actividades maliciosas y a sus acciones desestabilizadoras en el Oriente Medio”, refiriéndose a los grupos armados financiados por Irán, como Hezbolá en el Líbano y las milicias hutíes en Yemen, a las que pidieron expresamente la liberación “inmediata” de la tripulación del carguero “Galaxy Leader”, interceptado en noviembre en el mar Rojo.

Sus declaraciones sobre la magnitud del endeudamiento mundial o sobre los problemas estructurales en África o sobre cómo aplicar un impuesto mundial a las multinacionales, son pólvora mojada, pura expresión de impotencia frente al agravamiento de la crisis.

(Nota de MASAS n°459)

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *