La CGT dividida frente a la movilización del 12

La cúpula de la CGT decidió no movilizar como central y dejó en “libertad de acción” a los sindicatos para que convoquen y participen. Una división muy visible. Moyano había convocado a plenario de las regionales de la CGT el 3 de junio para tomar posición frente a la Ley Bases y llamar a movilizar en todo el país. El resto de la dirección de la CGT no lo acompañó.

En la movilización hubo columnas de Camioneros, de UOM, Bancarios, SMATA, Marítimos, Canillitas, Gráficos y muchos gremios de la CGT y de CTA, pero no hubo una participación centralizada. En las movilizaciones en el resto del país los sindicatos tuvieron un papel destacado. Los gremios que participaron fueron parte importante de la movilización. Un paro con movilización, aún de todos esos gremios, seguro hubiera garantizado una mayor presencia de trabajadores.

La manifestación fue masiva, de resistencia frente a una Ley antiobrera, de rapiña del país. Tenemos muy presente que los paros y movilizaciones de estos 6 meses hicieron retroceder al gobierno, cambiar y eliminar numerosas cuestiones, debiendo ceder para lograr alguna aprobación y mostrar que puede tener una Ley. La CGT jugó un papel central con su movilización temprana el 27 de diciembre, el paro del 24 de enero, la adhesión a las movilizaciones multitudinarias de marzo y abril, la movilización del 1° de Mayo y el paro del 9. Todas estas acciones dejaron al Gobierno muy golpeado, más débil.

El Gobierno y las cúpulas empresarias presionan fuertemente a las direcciones burocráticas de los sindicatos para alejarlos del terreno de la lucha de clases apoyándose en su papel históricamente conciliador. Ya conocemos el papel nefasto que han tenido varios sectores conciliando con todos los gobiernos, paralizando las luchas de los trabajadores.

Siguiendo la orientación del gran capital y del imperialismo el sector más derechista toma distancia de los sectores sindicales que consideran kirchneristas o asociados al kirchnerismo porque lo consideran permeable a las presiones de las bases y a adoptar planteos limitadamente nacionalistas. Nunca olvidamos el papel que jugaron muchos de ellos integrándose al terrorismo de Estado en los ´70, entregando las listas de delegados y activistas que fueron secuestrados y asesinados. No olvidamos su papel de colaboración con Menem en las privatizaciones, en muchas de ellas asociándose y promoviendo la tercerización y precarización del trabajo. Pero así como tenemos presentes estos conflictos, tenemos presente el papel central que ha tenido en la lucha contra este Gobierno.

¿Por qué adoptaron una actitud de confrontación? Por un lado, por la presión de las bases que sintieron el fuerte golpe de las medidas de Milei desde el principio y la amenaza expresa a eliminar sus derechos, los despidos masivos, e ilegalizar las luchas. Pero por otro lado vieron también el golpe a sus propios intereses al querer desconocer los convenios y eliminar las cuotas sindicales. El ataque dirigido a la eliminación de los sindicatos ponía en peligro la propia existencia de la burocracia. Sin convenios los sindicatos pierden su derecho a existir como representación de cada sector de los trabajadores. La burocracia perdería toda su fuerza.

El objetivo de liquidar los sindicatos ya fue expresado con toda claridad por Macri en su gobierno que los invitó a asociarse a su gobierno y a los que se opusieran los perseguiría con su Justicia armando toda clase de causas. La ofensiva lanzada a fines del 2017 no se olvida.  

No somos partidarios de ninguna ruptura de la CGT, la central sindical debe ser recuperada desde las bases, y luchar para que las CTA vuelvan al seno de la CGT. La CGT es reconocida por los trabajadores como su central sindical pese a todas las críticas a sus dirigentes, esta es una cuestión esencial.

Para recuperar los sindicatos debemos volver a imponer las asambleas en los lugares de trabajo, las asambleas y plenarios de los trabajadores por sindicato, la elección de delegados y comisiones internas que representen la voluntad de los trabajadores. El proceso de democratización de los sindicatos jamás vendrá desde el Congreso o desde los Gobiernos que lo que quieren es eliminar los sindicatos. El proceso de recuperación sólo será posible desde las bases luchando con toda firmeza contra las intromisiones del gobierno, la justicia, el congreso, las patronales o los partidos patronales.

La lucha por la independencia política y organizativa es fundamental para combatir la orientación política burguesa de las direcciones burocráticas que ante todo defienden el régimen capitalista y su democracia de clase. No hay conciliación posible con la burguesía, nuestros intereses son antagónicos, irreconciliables. Luchamos por un salario y una jubilación que como mínimo cubra lo que cuesta la canasta familiar, luchamos por trabajo genuino para todos, por terminar con toda forma de precarización. Nuestra lucha por terminar con la explotación del trabajo, por liberarnos del yugo capitalista nos obliga a asociarnos con el resto de los oprimidos para conquistar la liberación nacional.

La táctica de la clase obrera es el frente único antiimperialista, la unidad de la mayoría oprimida bajo la dirección de la clase obrera, para luchar por el poder propio, para terminar con la dictadura del capital, para poder conquistar la soberanía política rompiendo todas las cadenas políticas, económicas y diplomáticas que nos atan al imperialismo, para recuperar los recursos energéticos, mineros, del campo, recuperar los ríos, los puertos y todo el litoral marítimo.

Sólo cuando expulsemos del poder a esa ultraminoría que es la gran burguesía y al imperialismo del poder y expropiemos los grandes medios de producción podremos conquistar la democracia por primera vez en la historia, la mayoría se podrá autogobernar con sus propios organismos. Con esta política intervenimos en los sindicatos, para ganar su dirección para esta perspectiva.

(Nota de MASAS n°459)

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *