Sin cambios en el equipo económico: lo esencial de la política no se modifica

La continuidad en la gestión es recibida con satisfacción en las grandes empresas, ¿por qué? porque este equipo refinanció la deuda externa con los privados y viene negociando con el FMI, porque promete ajustar tarifas, porque controla el “gasto público” y reduce el déficit fiscal.

A los grandes capitalistas les preocupaba que la derrota electoral pudiera obligar al gobierno a tomar medidas para atender los reclamos de la población, que fuera contra sus intereses aunque más no fuera limitadamente. Habrá numerosas muestras de respaldo a Alberto Fernández y su equipo económico para evitar que se vea en la tentación de “sacar los pies del plato”.

Cristina Kirchner en persona se comunicó con el ministro Guzmán para hacerle saber que no pedía su renuncia, que es como decir que le ratificaba su apoyo. Y lo hizo público, para que nadie tuviera dudas. Esta decisión política es de respaldo general al eje que centraliza las decisiones en materia económica: el pago de la deuda.

La política sigue siendo de ajuste, miserables ajustes del salario mínimo y jubilaciones que no alcanzan para nada. Anuncios de proyectos y obras que no llegan. El objetivo es no dar marcha atrás con las conquistas neoliberales contra las masas. El presupuesto que se presenta al Congreso es una prueba, aunque le hagan maquillajes cosméticos. El gobierno reconoce toda la deuda externa y negocia cómo pagarla sacrificando más las necesidades de la mayoría.

 

(nota de MASAS nº402)

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *