Toda nuestra solidaridad con los trabajadores y campesinos de Perú

Fabriles Socialistas Revolucionarios O.I. (Bolivia) 11/enero/2023

Luego de que Pedro Castillo intentara cerrar el congreso y fuera destituido por ese mismo congreso, en medio de una crisis política que arrastra el Perú, con 6 presidentes en 4 años; el gobierno de Boluarte compañera de formula de Castillo, no ha logrado convencer a los sectores populares para que la dejen realizar un gobierno de transición, y al contrario está utilizando la fuerza policial y militar con masacres para mantenerse en el poder. Boluarte se ha convertido en un títere de los sectores más reaccionarios del Perú.

El pueblo peruano atraviesa una crisis política desde hace varios años, agravada por la crisis económica y sanitaria que se vivió durante la pandemia. Ningún gobierno ha podido dar respuesta a los problemas económicos de las clases populares y empobrecidas, ni siquiera Pedro Castillo que ha tenido que gobernar con el control del congreso por parte de los partidos tradicionales de derecha, y sin ninguna perspectiva de avanzar contra el saqueo de las transnacionales y contra la explotación de los trabajadores, quienes enriquecen cada día con su fuerza de trabajo a los empresarios locales y extranjeros. Ha sido un gobierno débil, que en poco tiempo tuvo un desgaste acelerado, con hechos de corrupción de por medio. En otras palabras, para los peruanos de a pie, el gobierno de Pedro Castillo resultó más de lo mismo.

Sin embargo, hoy destituido del gobierno, acusado y aprehendido por el intento de cerrar el congreso e intervenir otras instituciones del Estado, sin ningún apoyo popular, Pedro Castillo en prisión, representa para amplias capas populares de sectores de trabajadores y campesinos, como el símbolo del secuestro de su derecho a la libertad de elegir a su gobernante. Es por esa razón que bastos sectores se han movilizado desde que fue aprehendido, y con más contundencia al inicio de este año 2023. Las principales demandas eran la liberación de Castillo y el cierre del congreso, sin embargo al calor del conflicto y a medida que este se va a agudizando las demandas están cambiando y se van desarrollando rápidamente; hoy entre las principales demandas se encuentran la renuncia de Boluarte, el cierre del Congreso, Asamblea Constituyente con descentralización, hay pedidos de federalismo e incluso se ha puesto sobre la mesa el debate de crear una república independiente del Perú del Sur, conformada por varios departamentos que en su conjunto aglutinan más de 11 millones de personas, y que en su mayoría son originarios quechuas y aimaras. Región del sur del Perú, de donde se saquean recursos naturales como los recursos mineros, pero que no les deja nada a los pobladores, más que pobreza y devastación ambiental.

El gobierno criminal de Boluarte, por su parte ha lanzado una ofensiva, sobre todo contra los sectores populares del sur del Perú: Puno, Cusco, Moquegua, Tacna y otros. Sólo el 9 de enero en Juliaca-Puno, han fallecido por disparos de los militares, 17 personas, alguna de ellas que ni si quiera se encontraban en las movilizaciones. Finalmente, el gobierno ha declarado Estado de Sitio en Puno, lo que implica que se levantan todas las garantías constitucionales en esa región, por lo que se les da vía libre a los militares para seguir reprimiendo y masacrando.

Hoy, las regiones del Sur se están convocando, en algunos casos incluso a la cabeza de sus autoridades como alcaldes, para realizar una gran marcha hacia Lima, para exigir sus demandas. Esto significa que el conflicto lejos de terminar se puede agudizar con masacres de peores magnitudes.

Frente a esta arremetida del Estado burgués del Perú nos solidarizamos plenamente con el pueblo peruano, denunciamos y repudiamos las acciones criminales del gobierno de Boluarte y el Congreso, y convocamos a los trabajadores mineros, fabriles, metalúrgicos, campesinos y demás sectores populares para llevar adelante una huelga general indefinida, con paro de la producción, tomar las minas y fábricas y tierras, expulsar a los empresarios locales y extranjeros, y no caer en la trampa de elecciones o asamblea constituyente que en definitiva no cambia nada, sino tomar el poder en sus manos para cambiar de raíz el sistema económico y social del país. Solamente en esas condiciones, el centralismo, autonomías, federalismo y hasta la misma autodeterminación de las naciones aimaras y quechuas podrán ser una respuesta que beneficie al pueblo peruano.

¡¡¡Abajo el Gobierno criminal de Boluarte y su congreso!!!

¡¡Abajo el Estado burgués del Perú!!

¡¡¡Fuera las transnacionales del Perú!!!

¡¡¡Que viva la lucha de los trabajadores obreros y campesinos!!!

¡¡¡Por un gobierno obrero y campesino!!!

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *